EFESantiago de Compostela

La cantante gallega Luz Casal ofrecerá el próximo 21 de julio un único concierto este año que tendrá lugar en la emblemática Praza do Obradoiro, en Santiago de Compostela, acompañada de la Real Filharmonía de Galicia, dentro de la programación del Xacobeo 21-22.

La artista ha asegurado, en la presentación de esta mañana, que se trata de un "concierto excepcional" y también una "aventura", en la que recuperará los grandes éxitos de su repertorio.

"Las canciones que forman parte de mis fluidos", ha dicho, aparte de destacar el "significado importante" que tiene el propio escenario que hará que la actuación sea "especial".

De hecho, ha considerado que el público que acuda podrá ver "una nueva Luz", tras destacar el "grandísimo reto" y el "honor" que supone hacer este trabajo con la Real Filharmonía.

Las entradas se pondrán a la venta a partir del lunes para este concierto que contará con un aforo para unas 1.200 personas para respetar las medidas de seguridad marcadas por la covid-19, entre ellas la distancia de seguridad. Pero también podrá ser seguido por internet, ya que será retransmitido en streaming.

Casal (Boimorto, 1958), que se encuentra en proceso de creación de un nuevo álbum para 2022, ha destacado que este será su único concierto del año y le da la oportunidad de volver a pisar un escenario "de una manera ilusionada".

Así, será la "gira más corta" de su carrera musical porque durará solo unas dos horas, a partir de las 21:30 de la noche, cuando salga al escenario del Obradoiro, al lado de la catedral de Santiago, acompañada de los 53 músicos de la Real Filharmonía de Galicia, dirigidos por Paul Daniel, junto con su banda.

Ha recordado que la última vez que actuó en el Obradoiro fue en el concierto de fin de año de 1999, para recibir el año 2000, en un "momento emotivo muy importante", pero espera que este nuevo concierto también sea algo que quedará en su memoria "hasta el final de los días".

En este concierto, cantará las canciones "más emblemáticas" de su repertorio, arregladas especialmente para esta ocasión, con el objetivo no solo de que la gente "se lo pase bien y se divierta" sino que también "se emocione", por lo que "alguna cosa habrá que sea específicamente bien recibida por el público gallego", ha anunciado, más allá de los temas "imprescindibles".

Ha augurado que este concierto será "una enorme sorpresa" incluso para las personas asiduas a sus conciertos porque el resultado final serán "canciones nuevas" que se adecuarán a la ocasión y "ganarán riqueza" sobre lo que hace habitualmente.

Y ha insistido en el hecho de que es gallega "parte de esta tierra" y cada vez que vuelve a actuar en Galicia, como en septiembre pasado en el Festival de la Luz, parece que sus extremidades "se alargan y llegan a una profundidad enorme".

El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, ha destacado, en la presentación de este concierto, que será "un símbolo de la recuperación cultural, turística y emocional" de una Galicia que "empieza a ver la luz al final del túnel" que supone la pandemia del coronavirus.

Por eso, ha dicho que servirá para celebrar, en cierta medida, la "vuelta a la normalidad", a lo que suma los cientos de peregrinos que están llegando estos días a Compostela.

La directora técnica de la Real Filharmonía de Galicia, Sabela García Fonte, ha manifestado que tocar con Luz Casal es "un sueño hecho realidad" que esta orquesta, con sede en Santiago, llevaba persiguiendo desde hace mucho tiempo.

"Creo que va a ser un concierto histórico", ha afirmado, al que solo puede añadir el deseo de "que no llueva".

Por su parte, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, ha confiado en que será "un acontecimiento extraordinario" para un año Santo que ha sido también "el más extraordinario" debido a las circunstancias por la pandemia y ha resaltado que este concierto coincide con las Festas do Apóstolo que empezará el día 20 de julio.