EFEMálaga

Por segundo año consecutivo, el Festival de Málaga ha logrado que el cine venza a la pandemia, y en esta edición esa victoria se ha escrito con la "V" de Villaronga, absoluto triunfador de su palmarés al lograr con "El vientre del mar" seis Biznagas, entre ellas a la mejor película española y a la mejor dirección.

En la gala de clausura celebrada este sábado en el Teatro Cervantes, Agustí Villaronga ha tenido que subir en varias ocasiones para recibir sus premios, el último de ellos, la Biznaga de Oro al mejor largometraje español, de manos de Antonio Banderas, presidente de honor del Festival de Málaga.

Villaronga ha confesado que, a sus 68 años, se sentía "rodeado de gente que empieza en el Festival de Málaga", y cuando rodaba "El vientre del mar" tenía la sensación de que era "como una primera película".

Ha calificado lo ocurrido este sábado como "un regalo inmenso", después de haber adaptado para el cine un "texto maravilloso" del escritor italiano Alessandro Baricco.

"Me conmovió la poesía con la que trataba un tema muy duro como un naufragio, que tiene reminiscencias con lo que ocurre ahora", ha dicho un Villaronga que ha pedido a todos "tener más humanidad y ponernos más en la situación de los otros".

Uno de los protagonistas de su película es Roger Casamajor, mejor actor de este Festival, quien al recoger su Biznaga de Plata ha agradecido a Villaronga "su valor por hacer estas películas y por seguir haciéndolas".

"Hace veinte años, Agustí me dio la primera oportunidad en el cine", ha recordado Casamajor, que ha dedicado su premio "a toda la gente obligada a cruzar el mar para buscar una vida mejor".

También por la película de Villaronga, ha recogido su premio a la mejor fotografía Blai Tòmas -ganador junto a Josep María Civit-, que en este caso lo ha dedicado a "los inconsolables de todos los naufragios y a quienes descansan en el vientre del mar".

Marcús J.G.R., premio a la mejor música por su trabajo en la película triunfadora, ha recordado que "hoy en día, el mar se sigue tragando muchas vidas".

La otra Biznaga de Oro, para el mejor largometraje iberoamericano, ha sido para "Karnawal", del debutante Juan Pablo Félix, que lo ha dedicado uno de sus actores, el chileno Alfredo Castro, un "aventurero" que, pese a ser "uno de los mejores actores iberoamericanos, apuesta por 'óperas primas' como ésta".

El propio Alfredo Castro, mejor actor de reparto del Festival por "Karnawal", ha tenido uno de los discursos más políticos de la noche al dedicar el galardón "a la recién elegida asamblea constituyente paritaria que escribirá la nueva Constitución" en Chile.

"Reconocerá a los pueblos originarios por primera vez. Quiero decir que Pinochet ha muerto", ha proclamado Castro.

El premio especial del jurado ha recaído en "Destello bravío", de la extremeña Ainhoa Rodríguez, que ha mostrado en la pantalla "la historia de un pueblo de campesinos que sueña" y lo ha agradecido a sus actores, "porque nunca lo fueron", y especialmente a sus "mujeres bravías".

La venezolana Claudia Pinto, que con su película "Las consecuencias" ha logrado el premio de la crítica, ha dicho que le gusta "el cine de seres humanos imperfectos, como somos todos, pero que hable desde el corazón".

La joven María Romanillos, mejor actriz de reparto por su trabajo en "Las consecuencias", ha agradecido a Claudia Pinto la "oportunidad increíble" que le ha dado y ha dedicado el galardón a sus compañeros de reparto, que le han enseñado "mucha generosidad".

Con el premio del público ha sido distinguida "Chavalas", primera película de Carol Rodríguez Colás, que lo ha brindado "a todas las chavalas que viven en la periferia de las grandes ciudades" y que tienen un doble "techo de cristal, por ser mujeres y por ser de la clase trabajadora".

La gala conducida por Santiago Segura ha concluido con la tradicional foto de familia de los ganadores, que por aquello de guardar las distancias no se ha podido hacer en el escenario, donde se ha proyectado la imagen que se había captado antes en la escalinata del Gran Hotel Miramar.

Al concluir esta edición en la que Málaga ha vuelto a abrazar a España e Iberoamérica a través de su cine, ya está marcada en el calendario una nueva fecha: el 18 de marzo de 2022, cuando el Festival de Cine en Español inaugurará su vigésimo quinta edición. José Luis Picón