EFEBarcelona

Manuel Vilas, finalista del Premio Planeta por su obra "Alegría", se dio a conocer para el gran público con "Ordesa", una compleja novela que se convirtió en uno de los éxitos de 2018.

Poeta y novelista, Vilas (Barbastro, Huesca, 1962) estudió Filología Hispánica y se dedicó veinte años a la enseñanza en Institutos de Secundaria, trabajo que compaginó con la escritura.

El éxito de los últimos años no le ha impedido continuar con su labor de enseñanza, ahora en la Universidad de Iowa (EE.UU.).

En "Ordesa", su obra más conocida, realizó una crónica de la España de los años 60 y 70 narrada con tintes autobiográficos, una carta de amor a sus padres que surgió del fallecimiento de su madre.

"Se cerraba un núcleo familiar porque mi padre ya había muerto y me puse a escribir porque se me impuso esa historia. Si no hubiera sido escritor no hubiera escrito esa historia, pero me vi obligado, se me impuso de una manera carnal casi", explicó el escritor en una entrevista con Efe.

Un viaje personal y literario que continúa ahora con "Alegría", en el que un hombre de mediana edad, atormentado por sus propios demonios -como la depresión o la muerte de sus seres queridos- narra su día a día.

Pero la carrera de este oscense comenzó en la poesía, con obras como "El sauce" (1982), "El rumor de las llamas" (1990), "El mal gobierno" (1992), "Las arenas de Libia (1998), "Resurrección" (2005, Premio Jaime Gil de Biedma), "Calor" (2008, Premio Fray Luis de León), "Gran Vilas" (2012, Premio Ciudad de Melilla) o "El hundimiento" (2015, Premio Internacional de Poesía Generación del 27).

Sin embargo han sido sus novelas, con fuerte contenido poético, las que han dado a conocer al público su particular estilo, profundo y complejo.

Ha escrito "España" (2008), "Aire nuestro" (2009, Premio Cálamo), "Los inmortales" (2012), "El luminoso regalo" (2013), "Lou Reed era español" (2016), "América" (2017, autobiográfico) y "Ordesa" (2018).

También libros de relatos como "Zeta" (2014) y "Setecientos millones de rinocerontes" (2015) y ha recopilado sus estados de Facebook en el libro "Listen to me" (2013).

Tiene otros galardones literarios como el X Premio Llanes de Viajes, el Premio de las Letras Aragonesas (2015) y el Antonio Machado de Poesía por el poema "Creo".

Un autor que refleja en su obra su preocupación por la sociedad actual.

"El nacionalismo es dejar de hacer preguntas, el buen nacionalista no tiene preguntas. Y estar en modo escritor viendo la vida es eso, constantes preguntas: te hace empatizar con la realidad y esto es una especie de desafío constante", ha asegurado.

Y defiende la cultura como "el final del camino de las democracias más avanzadas" y de la literatura, como parte de ella, no algo accesorio, sino "un bien necesario" que genera muchos puestos de trabajo.