EFEElche (Alicante)

Los manuscritos originales del historiador ilicitano Pedro Ibarra sobre el momento del descubrimiento de la Dama de Elche se muestran a partir de este lunes en el yacimiento de La Alcudia, donde en 1897 se descubrió este "símbolo identitario ilicitano" y donde ahora se exhiben objetos, fotos y recortes de prensa de la época a través de una muestra de la Universidad de Alicante.

"La Dama de Elche: el nacimiento de un icono" es el nombre de la exposición que coincide con el 125 aniversario del descubrimiento del busto íbero y en la que se muestra un recorrido histórico desde su hallazgo el 4 de agosto de 1897, su tratamiento como ícono de la cultura universal, su conversión en seña de identidad de la sociedad ilicitana o su aparición en todo tipo de publicaciones.

Según la responsable de catalogación de la Fundación Universitaria de La Alcudia y comisaria de la exposición, Ana Ronda, esta muestra aporta documentación de la estancia de la Dama en el Museo del Louvre de París, su "personificación" como Reina Mora, pero también pequeños objetos conmemorativos como pines o sellos.

"No solo es una pieza emblemática y fundamental del arte íbero sino también un icono identitario", ha afirmado Ronda, quien ha recordado que la Dama facilitó la ley de Patrimonio en 1911 y tras su vuelta de París se "apropian" de su imagen como mujer española.

Lo más destacado de la exposición es la documentación original del historiador ilicitano Pedro Ibarra, familia de los dueños de La Alcudia, que en su día "manuscribe" el momento del hallazgo del busto y añade recortes de prensa, fotos y objetos que recoge y encuaderna en un libro que ha visto la luz por primera vez de forma pública.

En una revista, el artista Salvador Dalí nombra a la Dama de Elche como "la mujer más bella", "un ícono de belleza femenina y humana", mientras en otras publicaciones algunas encuestas la han colocado por encima de mujeres de carne y hueso; además, en 2006 fue nombrada la más bella de España, superando en la lista a famosas como Elsa Pataky o Pilar Rubio.

La exposición, que estará disponible hasta el próximo 30 de septiembre, ha sido inaugurada en la sala cultural del yacimiento arqueológico de La Alcudia, lugar en el que fue hallada la Dama que, según Ronda, aún tiene tierra de esta zona adherida en su parte trasera.

El 4 de agosto de 1897 el joven Manuel Campello descubrió el busto de la Dama de Elche, mientras realizaba labores agrícolas en lo que hoy es el yacimiento de La Alcudia, a varios kilómetros del casco urbano.

Días después, y con motivo de la celebración del Misteri d'Elx, el hispanista francés Pierre Paris acudió a la ciudad y se interesó enseguida por esta pieza, que poco tiempo después partió rumbo al Museo del Louvre por 5.200 pesetas de la época.

No sería hasta 1941 cuando regresara de nuevo a España, esta vez al Museo del Prado, fruto de un intercambio de arte con Francia; 30 años después, pasó a formar parte del Museo Arqueológico Nacional (MAN), en Madrid, donde se ha convertido en una de sus piezas más destacadas.