EFEBarcelona

Los voluptuosos personajes de Scheherazade y Carmen son la base del nuevo montaje de María Pagés que, con el título "De Scheherazade a Yo, Carmen", se presenta por primera vez este viernes en el Gran Teatre del Liceu para abordar aspectos como el miedo y la importancia de la palabra para superarlo.

Pagés, Premio Princesa de Asturias de las Artes 2022, junto al escritor y director El Arbi El Harti, ha presentado este miércoles su nuevo espectáculo, una coproducción de flamenco contemporáneo entre su compañía, el Abu Dhabi Festival y el Liceu, que nace de la revisión de su propuesta "Yo, Carmen" durante el período de pandemia y con la que quieren descodificar los estereotipos creados, poniendo en el escenario a una mujer libre, sin miedos, ni convencionalismos.

Entre el 27 de mayo y el 3 de junio -con una función Under35 el día 26- el público podrá ver en el coso de la Rambla una obra en once cuadros, diez noches y una salida del sol, con once bailaoras, una de ellas María Pagés, y siete músicos en directo, con dos cantaoras buscando simbolizar la diversidad de mujeres que representan, así como su esencia, silenciada a lo largo de los siglos.

Pagés ha rememorado las dificultades que ha comportado el proyecto, especialmente, por la situación de pandemia en los dos últimos años, pero "lo hemos conseguido" y ahora "es una apuesta muy importante del Liceu que la danza flamenca sea programada y que pueda tener su espacio".

A la vez, no ha escondido que llegan al estreno "pletóricos y muy satisfechos, con muchísimas ganas", poniéndose de manifiesto que "con la complicidad, el esfuerzo, las ganas y la voluntad es posible que el flamenco tenga el lugar que le corresponde".

El Harbi El Harti ha apuntado que el proyecto empezó a gestarse en 2019 y tenía que estrenarse en el Liceu el 20 de junio de 2020, pero un virus lo impidió, añadiendo que "De Scheherazade a Yo, Carmen" no viene de "la nada, sino de una evolución de lo que hemos ido haciendo desde 2010, con 'Utopía' y, luego 'Yo, Carmen', con mujeres que tenían que estar en esa construcción de utopías que deben hacer posible una humanidad que está pasando momentos muy complicados".

A su juicio, lo mejor de los últimos treinta años es la democracia y haber conseguido una sociedad del bienestar que hoy "está en entredicho".

"En la obra estamos hablando del miedo, es un espectáculo sobre el miedo, de lo que está pasando, de lo que puede pasar, porque nos la estamos jugando. Es ver el miedo como un proceso, de dónde viene la violencia que origina que los seres humanos nos matemos los unos a los otros. Es ver de dónde viene la agresividad y que ese equilibrio mantenido en posguerra se está rompiendo", ha subrayado.

Entiende que en este momento las reivindicaciones hay que hacerlas, además, "como sociedad" porque "el miedo nos está condicionando a todos y está secuestrando el porvenir, lo que no es un tema de género, sino más humanista".

En este punto, Pagés ha indicado que "la regresión es de la sociedad en general, con la democracia en entredicho, lo que se refleja en la obra creativa, que, por ello, no puede ser la misma que hace dos años".

María Pagés ha señalado que Scheherazade es el personaje que, a través de la palabra, quiere transformar y cambiar a ese hombre asesino que cada noche mata a una mujer, y en la obra "pretendemos invocar la palabra como instrumento de transformación y que sea posible cambiar el mundo, y convencer de que hay que hacerlo no solo con las armas".

La exploración de la violencia está presente en toda la obra, sin obviar que el personaje masculino contrapuesto a Scheherazade es, según El Harti, alguien que "tiene un problema de orden sexual" y que mata "porque es incapaz de amar".

Lo que consigue Scheherazade con la palabra es que ese hombre "que tiene miedo a su hombría sea más femenino. Cuando ese hombre asume su parte femenina deja de matar y empieza a amar".

En escena, las once bailaoras "estupendas, fuertes, entregadas, usan el movimiento como paradigma de reflexión sobre lo que es el miedo como elemento de la sociedad contemporánea y prospeccionan el porvenir".