EFEMadrid

"Siempre decido el final antes de empezar a escribir las novelas; disfruto muchísimo engañando todo el rato al lector", ha asegurado este lunes la escritora Matilde Asensi en la presentación de su último libro, "Sakura", un acto en el que el artista gráfico Mr. Zé ha realizado en directo un mural sobre la obra.

"'Sakura' irá allá de mí misma, me trascenderá", ha declarado Asensi, arropada también por su editora, Carmen Fernández de Blas, quien ha señalado que "Matilde tiene una imaginación que te sorprende siempre con la cosa más inverosímil, pero que encaja y funciona como un reloj suizo". "Llevamos veinte años juntas, que no revueltas", ha bromeado.

Este libro, tras cuatro años de silencio, recorre la desaparición de uno de los cuadros más reconocidos de Van Gogh, "El retrato del doctor Gachet", tras la muerte del coleccionista japonés que lo compró por 2,5 millones de dólares en una subasta.

Con esta obra, reconoce Asensi, se ha dado cuenta de que "hay un hilillo de arte" a lo largo de todas su obra, que arrancó hace veinte años con "Iacobus", una novela que vendió miles de ejemplares, cifra que ha aumentado con el paso del tiempo hasta los veinte millones de lectores en las quince lenguas a las que se traducen sus novelas.

Desde que descubrió el "cliffhanger" en las series (una técnica narrativa para crear suspense) ha cambiado "mucho" la estructura de sus novelas, con "capítulos más ágiles, con arranques y cierres que te dejen impactados".

Esta técnica, asegura, se muestra "perfectamente" en "Sakura", sobre la que no confirma adaptaciones cinematográficas, aunque "sería genial porque encaja en el lenguaje", ha dicho.

"¿Tú sabías que no existe el color marrón?", pregunta a Mr. Zé mientras realiza su obra en directo, a lo que el artista responde: "No tenía ni idea, pero algo he leído en tu novela".