EFECopenhague

La actriz sueca Bibi Andersson, una de las musas del cineasta Ingmar Bergman, falleció hoy a los 83 años, informó la directora y amiga personal de la artista Christina Olofson.

"Bibi fue una gran actriz y una humanista fantástica", dijo Olofson a la edición digital del periódico sueco "Göteborgs-Posten".

Berit Elisabet Andersson, como se llamaba en realidad, debutó en el mundo audiovisual a los 15 años en un anuncio dirigido por Bergman, quien estuvo muy ligado a su carrera cinematográfica.

Andersson, que se formó como actriz en el Teatro Real de Estocolmo (el prestigioso Dramaten), apareció en una decena de películas de Bergman, entre ellas "El séptimo sello", "Fresas salvajes" y "Persona".

Fue su papel protagonista en este último film el que le hizo ganar un Escarabajo de Oro, el galardón cinematográfico más reputado del cine sueco.

Su éxito con Bergman abrió el camino para iniciar una carrera internacional que incluyó trabajos con cineastas como John Huston ("La carta del Kremlin") y Robert Altman ("Quinteto").

A partir de finales de la década de 1980, Andersson centró su carrera en la televisión y en el teatro, donde volvió a realizar varias colaboraciones con Ingmar Bergman.

Bibi Andersson sufrió un derrame cerebral en 2009 que le obligó a permanecer ingresada en un hospital desde entonces.