EFEMadrid

"N.E.V.E.R.M.O.R.E" (Nunca más), la emblemática frase del poema "El cuervo" de Edgar Allan Poe, reproduce el grito desesperado que el pueblo gallego acuñó "Nunca Máis", durante las manifestaciones de protesta reclamando responsabilidades cuando el carguero Prestige se hundió en la Costa da Morte en 2002.

Con el objetivo de ser "testimonio y memoria", la compañía de teatro gallega Chévere y el Centro Dramático Nacional han presentado este miércoles este espectáculo, que se estrenará el 17 de septiembre y permanecerá en el Teatro María Guerrero de Madrid hasta el 10 de octubre.

El dramaturgo y actor Xron (Vigo, 1965) dirige esta obra con la intención de que sea "testimonio y memoria de una catástrofe que nos dejó una marca personal y una marca como sociedad", ha explicado.

Una cuenta pendiente que, considera, "teníamos con nosotros mismos, que sirvió para unirnos en aquella ocasión a todo la gente de la cultura".

Un espectáculo que trata de acercarse a lo que pasó aquellos días en los que el mar se tiñó de negro, a partir de un laborioso proceso de documentación en el que se reconstruyen muchos de los testimonios sonoros de aquellas horas de angustia por controlar el vertido de petróleo de profesionales que estaban al mando, quejas de los vecinos y pescadores que se escucharon en el juicio.

Las pruebas que se presentaron, argumenta Xron, fueron sonoras: grabación de las conversaciones de las torres de control, de otros barcos que acudieron en ayuda e instancias de salvamento.

Una función "sencilla, artesana", que no califica de documental, porque no se percibe una retahíla de datos, en la que también hay ironía y momentos divertidos, "aunque prevalece lo emocional".

"El espectáculo es un acto de escucha colectiva porque la causa por la que el barco se hundió sigue siendo un misterio. Se sumergió con él a 3.000 metros de profundidad" (la caja negra nunca apareció), una manera de jugar con los hechos a partir de la reconstrucción de la historia, "pero manteniendo la verdad que tiene el teatro", añade.

Asegura que tanto para él como para todos aquellos que vivieron esos momentos es un "viaje emocional".

Para la actriz Patricia de Lorenzo, se trata de una historia que "nos complementa como individuos y nos hace crecer como personas".

Xron señala: "Nos hemos acostumbrado a habitar este mundo desde la catástrofe y no debemos seguir aceptándolo", en un momento de evidente crisis climática. "Tenemos que cambiar algo".

Y relata la similitud de aquel suceso con el actual, ya que los mismos equipos de protección individual (EPI's) con los que se limpió la marea negra que parte de la población guardó sirvieron para proteger a los sanitarios durante la primera fase de la pandemia de coronavirus.

Como viene siendo habitual en el Centro Dramático Nacional, con la intención de trabajar en todas las lenguas del estado, el 2 y el 3 de octubre las funciones serán en gallego, en cuyo elenco participan Manuel Cortés, Borja Fernández, Mónica García, Miguel de Lira y Arantza Villar.