EFEBarcelona

Más de 80 obras de los años 90 de artistas como Josep Guinovart, Miquel Barceló, Eduardo Chillida, Juan Genovés, Antonio Saura o Manolo Valdés, pertenecientes a la Colección Bassat, se exhiben en la exposición con la que la Nau Gaudí de Mataró (Barcelona) cierra su revisión del arte catalán y español del siglo XX.

La exposición ha sido presentada hoy por la directora de la Colección Bassat y del Consorcio Museo de Arte Contemporáneo de Mataró, Núria Poch, también comisaria de la misma, y por el crítico de arte e historiador Ricard Mas, responsable del catálogo.

Núria Poch ha explicado a Efe que esta es la segunda y última exposición dedicada a las obras de los años 90 de la colección Carmen y Lluís Bassat, cerrando un ciclo que se inició en el año 2010, cuando empezaron a exponer piezas creadas desde 1947.

Con todas las exposiciones organizadas desde entonces han hecho un recorrido a lo largo de la segunda mitad del siglo XX de lo que ha sido el arte en nuestro país, y a partir de esta muestra las obras "cambiarán de siglo y de milenio".

La exposición "Colección Bassat 1990-1999 (II)" presenta 40 artistas de edades, procedencias e influencias muy distintas, pero, según explica Poch, "a pesar de esas diferencias de edad, de trabajar y de expresarse con materiales y sensibilidades distintas, en la muestra no solo dialogan unos con otros, sino que incluso se realzan y se potencian los unos al lado de los otros".

"Creo que uno de los grandes intereses de esta exposición -añade la comisaria- es que técnicas y artistas tan diferentes, que a priori parecen no tener nada en común, puedan convivir apoyándose los unos al lado de otros".

Entre las obras expuestas, Poch destaca un autorretrato de Miquel Barceló, "una pieza fascinante y excepcional, hecha a partir de un cartón recuperado y que a través de 'grattage' -un raspado- del mismo hace un retrato excelente", sendas esculturas de Eduardo Chillida y Manolo Valdés o un retrato imaginario de Felipe II de Antonio Saura, "una de las obras cumbres de su madurez".

La exposición presenta además un número destacado de artistas mujeres, con obras de Elvira Fustero, Regina Giménez, Eulàlia Valldosera y Maria Girona, de quien se exponen un total de 7 cuadros, con lo que es la que tiene un mayor número de piezas en la misma.

Otros artistas presentes en la exposición son Zush, Luis Gordillo, Manuel Álvarez, Enric Ansesa, Eduard Arranz-Bravo, Francesc Artigau, Joan Bennàssar, Berrocal, Luis María Caruncho, Xavier Corberó, Ramon Enrich, Joan Hernández Pijuan, Eduard Kazarian, Beat Keller, Marcel Martí, Maño (Carlos Martín) y Xavier Medina Campeny.

La Colección Bassat es uno de los fondos más representativos del arte catalán y español de la segunda mitad del siglo XX, pues cuenta con más de 3.000 obras originales, de las que unas 2.500 son pinturas y dibujos y 500, esculturas, además de poseer una amplia representación de obra gráfica.