EFEParís

Lo real y lo abstracto se confunden en el trabajo del español Nicolás Combarro, que realiza "intervenciones" artísticas en espacios arquitectónicos considerados como "feos" para después fotografiarlos, según explicó hoy a Efe el artista que ahora expone su obra en la Casa Europea de la Fotografía de París.

Los edificios en ruinas, vacíos o sin terminar son los favoritos del gallego, que prefiere centrarse en la cotidianeidad porque le resulta un tanto "elitista" la actual "fascinación" por los monumentos.

Combarro coloca estructuras junto a los inmuebles, juega con las sombras o utiliza pinturas para "generar un nuevo presente" a la vez que muestra la arquitectura característica de España, Francia, Tailandia o Argentina.

El artista, de quien la exposición "Interventions" estará abierta al público desde mañana y hasta el 29 de julio, lamenta que exista "una cultura de intentar tapar" esa arquitectura cotidiana que refleja "la identidad de cada región".

"No hay que generar utopías arquitectónicas que no respondan a la realidad de las personas", concluyó el coruñés, que ya ha expuesto sus obras en la Bienal de Manila, el espacio OCEMX de México, el Matadero de Madrid o el CCBA de Buenos Aires.

La comisaria de la muestra, Cristianne Rodrigues, dijo a Efe que hay un "sentido político" en sus fotografías, a las que además envuelve un cierto "misterio", ya que no van acompañadas de explicaciones ni fechas.

Mucho más concretas son las imágenes del estadounidense James Nachtwey, fotógrafo de guerra por excelencia que también expondrá una selección de sus instantáneas en la Casa Europea de la Fotografía a partir de mañana.

"Memoria" reúne más de 100 imágenes en las que Nachtwey inmortalizó los escombros de las torres gemelas tras los atentados del 11-S, los soldados de la guerra de Bosnia de 1993 o decenas de machetes durante el genocidio de Ruanda de 1994.

Según indicó hoy en París, su objetivo es crear una "conciencia de masas" con sus fotografías estableciendo "una comunicación directa" entre esas realidades y los espectadores.