EFELogroño

La reciente publicación en español de la novela "Niños de Domingo", del cineasta Ingmar Bergman, considerado uno de los directores de cine clave del siglo XX, continúa el rescate de su obra literaria como "escritor infravalorado", por parte de la editorial Fulgencio Pimentel, que cuenta con un centro de trabajo en Logroño.

Así lo ha afirmado a Efe el director de la Fundación Ingmar Bergman, Jan Holmberg, quien ha colaborado en esta nueva edición del segundo tomo de la trilogía familiar de Bergman, cuyo primer libro, "La buena voluntad", fue publicado por esta misma editorial en 2021 como el inicio de esta labor de "recuperación".

Holmberg (Estocolmo, Suecia, 1970) ha explicado que "Niños de Domingo" es el libro "singular" de la trilogía porque, tanto "La buena voluntad" como "Conversaciones íntimas" (el tercer tomo) están escritos, en gran medida, como obras de teatro o guiones cinematrográficos, mientras que esta segunda entrega "es una novela, es decir, prosa".

Ha indicado que, "los otros dos libros abarcan un periodo de varios años, pero este relata un único día de la infancia del narrador, salvo por los ‘flashbacks’ al futuro, que es un recurso que tampoco se usa en el resto de la trilogía".

En el aspecto temático, ha proseguido, "‘Niños de domingo" difiere del resto de la trilogía en que "el autor/narrador está presente en el texto, mientras que ‘La buena voluntad’ tiene lugar antes de su nacimiento"; y "también aporta un visión más profunda y más indulgente sobre el padre de Bergman".

Otra singularidad de “Niños de Domingo”, que el propio Bergman (1918, Uppsala, Suecia - 2007, Farö, Suecia) guionizó para que su hijo Daniel Bergman la llevara al cine en 1992, es que, mientras que en su predecesor y su continuación los padres del cineasta aparecen bajo los pseudónimos de Anna y Henrik, en esta segunda entrega mantiene sus nombres reales: Karin y Erik, ha concretado.

Ha incidido en que "Bergman es conocido, principalmente, como director de cine, pero está infravalorado como escritor", ya que "sus trabajos literarios, y ‘Niños de domingo’ es buena prueba de ello, son tan importantes como sus películas".

“Leyendo a Bergman nos encontramos con un autor con un dominio absoluto del oficio, donde la historia, el lenguaje, la forma y el contenido se combinan para dar lugar a grandes obras literarias por derecho propio", ha subrayado, y "debería ser reconocido como uno de los grandes escritores del siglo XX".

Holmberg ha destacado que "las obras literarias de Bergman son mucho más que simples esbozos de los que las películas son el supuesto producto final. Sus escritos son eminentemente legibles como literatura por sí mismos, muy especialmente esta trilogía".

Por su parte, la responsable de Comunicación de Fulgencio Pimentel, Isabel Bellido, ha explicado a Efe que "este libro es muy especial y bello", puesto que "una de las cosas más interesantes que aporta es que la sombra del padre de Bergman siempre ha sido alargada en su filmografía y esta obra es un momento de entendimiento entre ambos".

Bellido (Montilla, Córdoba, 1992) ha indicado que "Niños de domingo" se desarrolla en un fin de semana en la casa de veraneo de los Bergman, donde un niño llamado Pu, que es "un personaje autoficcionado" del cineasta, descubre "el primer deseo sexual, el miedo a la vejez, la muerte y una temprana crisis de fe".

Respecto a los ensayos de Bergman que Fulgencio Pimentel publicará por primera vez en español, ha señalado que todavía no se ha concretado el orden de publicación de los mismos respecto a la tercera parte de esta trilogía familiar, "Conversaciones íntimas".

Sergio Jiménez Foronda