EFEMadrid

El sexo es "una de las herramientas más importantes de manipulación de la sociedad, interesa que sea tabú", explica a Efe Noemí Casquet, quien reivindica en su libro 'Mala mujer' una "buena" educación emocional desde la infancia, para que las mujeres "se empoderen y no puedan ser controladas".

Casquet (Barcelona, 1992) habla sin tapujos sobre sexualidad femenina en 'Mala Mujer', editado por Planeta, una guía para "liberar a las personas independientemente de lo que tengan entre las piernas", que se ha convertido en un superventas y "lectura obligada para todas las mujeres de todas las edades y etiquetas", según ha explicado este jueves la periodista especializada en sexualidad.

La autora, que soñaba de pequeña con convertirse en una escritora de éxito, ya ha conseguido firmar la tercera edición de su primer salto al mundo editorial, aunque afirma sentir más pasión por el mundo televisivo, donde hace unas semanas dejaba sin palabras al presentador y humorista David Broncano en su paso por el programa 'La Resistencia'.

Una mala mujer es aquella que hace "con su cuerpo, su coño, su mente y su alma lo que le da la gana. Es una mujer conectada consigo misma, que se escucha de forma activa, que sabe dónde quiere ir y qué quiere conseguir, tiene muy claras las cosas y lucha por ellas", argumenta Casquet.

En su libro, la periodista catalana hace un recorrido por las etiquetas existentes dentro de la identidad de género, la identidad sexual y relacional, explora el ciclo menstrual y su relación con el ciclo lunar.

También habla sin tapujos sobre la masturbación, el feminismo y la sexualidad e indaga sobre prácticas "desconocidas para muchos", y finalmente dedica un capítulo al amor y su representación en la sociedad actual.

Su cuenta de Instagram ha sido censurada hasta en dos ocasiones, con casi 20.000 seguidores en ambos casos. "Eso sin enseñar nada, solo por hablar de forma liberadora sobre sexualidad", precisa la autora. Y, aunque afirma vivir con miedo a la censura, ha creado una nueva cuenta con el seudónimo de "mamacasquet", que ya ha alcanzado los 54.400 seguidores.

Sin embargo, asegura no haber sentido ese veto durante el mes que tardó en escribir el libro. "Al ser periodista pensé que debía usar tecnicismos, pero creo que tengo el deber de divulgar y hacer que llegue de forma sencilla a la gente un tema tabú como es el sexo", relata Casquet.

La autora, que acompaña con abundantes ilustraciones su texto, también aborda problemas como la mitificación femenina, "que se lleva perpetuando durante siglos en la historia del arte y la cultura", a través de la estereotipación de la mujer y el concepto de musa.

"Si hay que hablar y repetir el mismo discurso mil veces, se hace. Nunca hay que perder las ganas de luchar y evolucionar porque, si no, vamos a dejar de lado el feminismo, y hay que sentir mucho esta cuarta ola del movimiento", subraya.

A raíz de la entrevista con Broncano se ha metido al público en el bolsillo, sobre todo el masculino, un género del que también indaga y del que dice que tiene "muchísimas frustraciones en lo relativo a la sexualidad".

Sobre la "nueva masculinidad" opina que "se aplaude en exceso en comparación con la rotura de la feminidad que llevan a cabo las mujeres", ya que Casquet, feminista "de pies a cabeza", afirma que todavía existe una "resaca del machismo al que ha estado y está sometida la mujer".

La periodista también es directora del proyecto "Santa Mandanga", plataforma de educación sexo-afectiva práctica en la web, y también desarrolla su proyecto en una cuenta de Youtube.

Celia Ortega Torre