EFEValencia

La nueva directora del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), Nuria Enguita, aspira a situar este museo "en línea con los mejores museos de su entorno", tanto a nivel nacional como internacional, así como a lograr una mayor conexión con la sociedad y con el resto de instituciones culturales valencianas.

Enguita ha presentado este jueves en el IVAM su programa para el período 2020-2025, acompañada por el conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, quien le ha mostrado el apoyo firme e incondicional del Consell y ha defendido su independencia a la hora desarrollar el proyecto.

Los principales ejes de actuación de la nueva responsable del IVAM se centran en enfatizar la abertura del museo a la sociedad; realizar un cuidadoso trabajo de los fondos desde el eje investigador de la institución; consolidar la internacionalización y la vertebración territorial; impulsar la colaboración público-privada, y desarrollar la vertiente educativa del espacio.

Ha destacado la necesidad de replantear "la misión del museo en el contexto de pandemia que nos está tocando vivir" y en este marco ha considerado que el IVAM, como institución, debe fortalecer su relación con la sociedad. "Debemos hacer que sea más poroso para dejar que el conocimiento que está fuera entre dentro y viceversa", ha dicho.

La directora se propone crear una mayor conexión entre las sedes del IVAM y el resto de instituciones culturales de sus entornos para fortalecer un ecosistema cultural sostenible.

"Se trata de emprender las colaboraciones con otros espacios de arte en Valencia, en Alicante y Castellón, sin olvidar asociaciones, galeristas, universidades, centros educativos y otros museos e instituciones con los que se puede colaborar en discursos y reflexiones conjuntas", ha explicado.

Enguita, quien regresa al IVAM 22 años después de dejar la institución, ha advertido de que ni ella ni el museo son los mismos, pero sí ha abogado por recuperar o aprender del "potencial utópico" que había en los inicios del museo, hace 30 años, aunque reconoce que en este momento es más complicado.

Por lo que respecta a la internacionalización, la apuesta es que el IVAM esté plenamente integrado en el circuito internacional de museos contemporáneos a medio plazo, y que establezca colaboraciones con más espacios museísticos, que deriven en exposiciones y proyectos conjuntos para consolidar la presencia del IVAM en la red global.

En el ámbito estatal, se pretende establecer una mayor colaboración con los museos de arte contemporáneo públicos y privados, y crear relaciones específicas para la coproducción de proyectos con instituciones de primer nivel internacional, de titularidad publica y privada, con los que la directora del museo tiene contacto y ya ha realizado colaboraciones previas.

En cuanto a las adquisiciones de obras de arte, se trabajará para dar continuidad a una colección que se definió en la primera década del IVAM, y se crearán alianzas estratégicas con el coleccionismo privado para completarla con períodos artísticos con los que no se cuenta actualmente en los fondos de la institución.

La nueva directora ha destacado que se continuará el trabajo del equipo anterior y mantendrá la programación prevista por su antecesor, que cubre un año, por lo que todo lo que ella pueda poner en marcha empezará una vez terminada ésta programación.