EFEViña del Mar (Chile)

El cantante español Pablo Alborán dijo este martes que ver a la gente cantar sus canciones en los conciertos es "como hacer el amor", y abogó por hacer música "de manera natural" y no forzada, como cuando ha intentado cantar en inglés o hacer un reguetón "al uso" y no se ha sentido "cómodo".

En una rueda de prensa en la ciudad chilena de Viña del Mar, donde mañana actuará en su famoso festival por tercera vez, tras las presentaciones de 2013 y 2016, el cantautor reconoció que mucha gente le pregunta si quiere hacer "música urbana" -por los nuevos sonidos de "Tabú", su último single- por una "cuestión de moda".

"Estoy cada vez más a favor de reivindicar que se haga lo que quieres hacer. Lo que sí puedo decir es que con 'Tabú' he hecho lo que he querido", advirtió, convencido de que "las cosas cuando salen de manera natural fluyen de una manera mejor y no tan forzada".

El artista malagueño, de 30 años, argumentó que "la música es música independientemente del genero musical".

"Hay veces que he intentado cantar incluso en inglés o a lo mejor hacer un reguetón al uso y no me he sentido cómodo, pero por una cuestión de que a lo mejor la canción misma no me lo pedía. Siempre y cuando el tema te lo pida hay que sentirse con ganas de experimentar", aseveró.

UNA SENSACIÓN COMO HACER EL AMOR

Con cuatro álbumes de estudio y dos en vivo, el intérprete de éxitos como "Solamente tú", "Quién" y "Prometo" señaló que ver a las multitudes de seguidores que acuden a sus conciertos cantar sus temas es "como hacer el amor".

"Que un montón de gente te devuelva todo ese cariño y cante las canciones que has compuesto en tu habitación o en un hotel, a solas, es una sensación muy extraña, algo incluso que no es de este planeta", enfatizó.

Sobre su espectáculo ante el público del Festival Internacional de Viña del Mar, que este año celebra su 61 edición y se difunde a través de televisión en diversos países, indicó que espera ser él mismo, "Pablito", y que la gente "lo disfrute".

"Cuando vinimos por primera vez fue automático. Un efecto que abrió muchísimas puertas y estoy tremendamente agradecido", valoró.

LEO MESSI, SU "DIOS"

Hace unos días, en su cuenta de Instagram, el también ganador de un Premio Goya por su canción "Palmeras en la nieve", banda sonora de la película del mismo título, mostró un vídeo en el que se veía al astro del fútbol Leo Messi firmándole una camiseta del Barcelona, gracias a la intermediación de un programa de radio.

"Yo no es que sea un futbolero empedernido, pero sí es verdad que un clásico no me lo pierdo. En mi casa es muy divertido ver al 'Barsa' y el Madrid porque mi padre es del Madrid y mi hermana es del 'Barsa'", afirmó en Viña del Mar.

Según agregó, conoció a Messi hace "muchísimos años": "creo que él ni se acordará. Estábamos en una discoteca en Barcelona y me lo presentaron. Yo era super chiquitito", evocó.

"Para mí es un Dios, un grandísimo jugador. Fue muy divertido que ahora después de 9 o 10 años escuchara los comentarios que dice y encima que me firmara una camiseta. Ha sido un sueño porque para mí es historia", remarcó.

En la rueda de prensa se refirió además a Alejandro Sanz, quien esta semana también está en Chile, para cantar en Santiago.

"Lo quiero muchísimo. Es un maestro y tener la suerte de tenerlo como amigo y consejero es un regalo que me ha dado esta profesión", subrayó, y matizó que su compatriota "es uno de los grandísimos artistas y más generosos" que conoce.

EL CASO DE PLÁCIDO DOMINGO

Consultado por Efe por el comunicado en el que Plácido Domingo aseguró hoy que acepta "toda la responsabilidad" de sus acciones y pide perdón "por el dolor causado" a todas las mujeres que lo acusaron de abuso sexual, Alborán se mostró cauteloso al desconocer ese texto divulgado por el tenor.

"No voy a hablar mucho de algo que no estoy informado. Lo he conocido encima de un escenario y debajo no sé más, así que lo único que puedo decir es que como artista ha tenido la generosidad de invitarme a cantar con él", afirmó el cantante, que se subió al escenario junto a Domingo en 2016.

Según agregó, aquel día no lo olvidará "jamás".

"Todo lo que haya sucedido debajo (del escenario), para eso está, pues que se demuestre, la Justicia, y obviamente todo lo que se habrá dictaminado y lo que él tendrá que asumir si lo ha reconocido", concluyó.