EFERoma

El codiciado León de Oro de la Mostra del Cine de Venecia tendrá desde el miércoles dos aspirantes latinoamericanos: el chileno Pablo Larraín, viejo conocido en el certamen, y el colombiano Ciro Guerra, que se estrena en la ciudad de los canales.

El Lido veneciano se convertirá entre el 28 de agosto y el 7 de septiembre en una enorme alfombra roja por la que pasarán los cineastas y actores más destacados del planeta para estrenar sus últimos trabajos.

En la Sección Oficial, Larraín competirá con “Ema”, la historia de una bailarina que quiere recuperar a su hijo, interpretada por Mariana di Girólamo, y que tiene en su reparto a Gael García Bernal, Santiago Cabrera y Paola Giannini.

El realizador chileno es más que conocido en la Mostra veneciana. Allí estrenó “Post Mortem” (2010) y su último largometraje, “Jackie” (2016), aquel íntimo retrato de la viuda de John F. Kennedy con el que ganó el premio al Mejor Guión.

Por otro lado, en la sección principal también competirá un recién llegado, el director colombiano Ciro Guerra, con “Waiting for the barbarians”, su debut en inglés.

Su cinta, protagonizada por Mark Rylance, Johnny Depp y Robert Pattinson, es una crítica abierta al colonialismo extraída de la novela homónima del escritor sudafricano J.M Coetzee.

Estas son las dos propuestas latinoamericanos de una sección por la que pasarán actrices como Penélope Cruz y Ana de Armas, en lo último de Olivier Assayas, “Wasp network” (La red avispa), o el español Antonio Banderas, a las órdenes de Steven Soderbergh en “The Laundromat”.

Y todos estos trabajos estarán bajo la supervisión de un jurado internacional presidido por la realizadora argentina Lucrecia Martel y en el que estará presente el fotógrafo mexicano Rodrigo Prieto.

El cine en español también lucirá en la sección Horizontes, la segunda en importancia de la Mostra y que se ocupa de proyectar las últimas vanguardias estéticas y expresivas del Séptimo Arte.

Entre las películas de esta categoría estará “Madre”, largometraje del español Rodrigo Sorogoyen basado en el corto homónimo que le valió una nominación al Óscar.

También competirá “Zumiriki”, una historia fantástica del pamplonés Óskar Alegría sobre un náufrago en un río de los Pirineos, así como “Blanco en Blanco”, firmada por el chileno Théo Court.

En la sección de cortos de “Horizontes” competirá el también chileno Thomas Woodroffe con su obra “Fiebre Austral”.

La 76ª Mostra del Cine de Venecia homenajeará además al cineasta Pedro Almodóvar, otorgándole el “León de Oro” honorífico el 29 de agosto, cuando será la auténtica estrella del festival de cine internacional más antiguo del mundo.

Y también será la ocasión de disfrutar, fuera de concurso, de lo último del escritor y cineasta mexicano Guillermo Arriaga, que regresa con “No one left behind” más de diez años después de su último largo, “The burning plain” (Lejos de la tierra quemada, 2008).

El realizador francoargentino Gaspar Noé por su parte mostrará como proyección especial, fuera de concurso, su último trabajo, ”Irréversible – Inversion intégrale”, protagonizado por Monica Bellucci.

Por otro lado, el guatemalteco Jayro Bustamante competirá con “La llorona” en “Giornate degli autori”, sección autónoma organizada por cineastas y actores italianos enmarcada en la Mostra.

Y en la 34 Semana Internacional de la Crítica, el chileno Sebastián Muñoz llevará su ópera prima, “El príncipe”, mientras que el mexicano Joshua Gil estrenará “Sanctorum”.

En estos días de cine en Venecia también se escuchará el portugués: el director Tiago Guedes competirá en la Sección Oficial con “A herdade” y Leonor Teles lo hará en “Horizontes” con su corto “Caes que ladram aos pássaros”.

Gonzalo Sánchez