EFEGranada

El escritor barcelonés Pere Gimferrer, que ha recogido esta noche el XIV Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca Ciudad de Granada, ha defendido la supervivencia del "idioma poético" en cuanto que es capaz de "conquistar el espíritu humano".

El autor, nacido en Barcelona en 1945 y que ha recibido el galardón de manos del alcalde, Francisco Cuenca, ha dicho que le debe "muchísimo" a García Lorca y a Granada, una ciudad "que en sí misma encierra toda su literatura".

Durante su discurso se ha referido al "mito literario y humano" de Federico, un poeta que "vive en la entraña del lenguaje", más allá de su personalidad y el desenlace de su vida.

Según Gimferrer, Lorca es capaz de llegar a lo universal desde lo local, con una poesía que pervive en otras lenguas, ya no solo en español sino en "idioma poético", ese que "sobrevive en cuanto que conquista el espíritu humano".

En la ceremonia de entrega, celebrada en el Centro Federico García Lorca de la céntrica plaza de La Romanilla que ya alberga una primera parte del legado del poeta de Fuente Vaqueros, el alcalde ha felicitado al galardonado por ayudar a "universalizar más el nombre" del Granada y ha subrayado "el valor inmenso" de la poesía en la Capital de la Literatura Unesco.

El regidor ha destacado el "ingenio poético" de Gimferrer que se manifiesta en español, catalán, italiano o francés, "rompiendo cuantos corsés se le quieran colocar, haciendo de la lengua, el predicado de un sujeto, que es el verso".

Cuenca, quien también ha destacado la llegada del legado de García Lorca a Granada, ha defendido "el valor inmenso" de la poesía por encima del idioma y para tender puentes, y ha recordado los vínculos de Federico con Cataluña.

El acto, al que ha asistido la presidenta de la fundación del poeta, Laura García Lorca, ha contado además con las intervenciones de la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, y del presidente de la Diputación, José Entrena, y ha finalizado con un recital del pianista José Ignacio Hernández.

Para otorgarle el premio, el jurado destacó la "universalidad" de la poesía de Gimferrer, su "renovación constante" en el último siglo en los ámbitos español y europeo, y su amplitud y capacidad para "conectar mundos antes no incorporados a la literatura".

Un total de cincuenta autores de diecinueve nacionalidades propuestos por 87 instituciones habían optado en esta decimocuarta edición al Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca, que nació siendo el de mayor cuantía económica en su género y que actualmente está dotado con 20.000 euros.