EFESan Sebastián

Pere Joan Ventura, director del documental "No estamos solos", presentado hoy en la Sección Oficial del Festival de San Sebastián fuera de concurso, ha señalado en una entrevista con Efe que "ser activista no es una cosa complicada, no requiere tanto esfuerzo y además es muy gratificante".

"(Mariano) Rajoy se equivoca, los militantes sociales somos gente normal, aunque él diga lo contrario", ha afirmado Ventura.

El veterano cineasta, ganador de un Goya al mejor documental por "El efecto Iguazú" (2003) sobre el campamento que los trabajadores de Telefónica mantuvieron durante meses en el centro de Madrid, ha ofrecido hoy una rueda de prensa con uno de los productores de la cinta, José Miguel Monzón, El Gran Wyoming.

"Han intentado criminalizar cualquier expresión de protesta hasta el punto de que si hubiéramos hecho ahora la película, con la 'Ley mordaza' en vigor, en lugar de estar en San Sebastián estaríamos en la cárcel y con no sé cuántas multas", ha dicho Ventura a Efe.

El documental, unos setenta minutos de imágenes seleccionadas entre doscientas horas rodadas a lo largo de 2014, "es sólo una cierta panorámica, un recorrido por activismos diversos que no son todos, afortunadamente, porque hay muchos más. "A mí -apunta Ventura- casi me parece más interesante lo que se quedó fuera".

En su opinión, "hay una cierta preocupación en el poder porque la gente ha salido mayoritariamente a la calle. La indignación -dice- está impregnando todo desde hace algunos años; pero por mucho que se empeñen, la 'Ley mordaza' es poner puertas al campo, la gente esta en otra dimensión", asegura.

Con los testimonios directos de varias decenas de implicados, "No estamos solos" reflexiona sobre las cosas que mueven a la gente en medio de una España "corrupta, indignada y asfixiada" por la crisis económica, la especulación y los desahucios.

Son imágenes tomadas directamente en las asambleas vecinales, en las reuniones de "yayoflautas" que, a pesar de su edad, siguen protestando delante de la policía para impedir un desahucio, o en medio de una reunión feministas, mujeres mayores, que deciden poner coto a la ley del aborto.

Mujeres "que ya no están en edad", apunta Wyoming, y que sin embargo "se montan en un tren y llegan a Madrid con miles y miles de personas que les apoyan y se presentan ante el Congreso a protestar".

"Pues aunque eran decenas de miles de personas, y hasta por la megafonía de la estación de Atocha se les dio la bienvenida al tren de la libertad, tampoco salió en los medios", ha denunciado el presentador del programa de televisión satírico El Intermedio, de La Sexta.

En el mismo sentido, ha abundado que cuando llegó a la cadena no le pusieron ninguna pega en "decir lo que quisiera sobre Aznar (que gobernaba), el rey o quien fuera. Excepto Telefónica".

"Ahora ya sabemos quién manda y que el rey lleva la corona del Burger King", ha ironizado el artista, también actor, cantante y compositor.

"El sistema puede con todo y hace falta un esfuerzo colectivo y que la gente se convenza de que puede haber caminos de progreso sin traumas", comenta Ventura, quien deplora la influencia del cine americano "que siempre se plantea soluciones individuales (...) donde cada uno va a solucionar lo suyo, lo colectivo no cuenta. Si la gente supiera la fuerza que se puede tener...", suspira.

Wyoming ha escrito, además de un "rock cañero" que le sirve de banda sonora a la película, un libro que se publicará en enero a modo de homenaje a "las personas que dejaron atrás la resignación y el debate indignado y se pusieron a trabajar en las soluciones".

Presentada fuera de concurso, la cinta se estrena en Madrid y Barcelona el dos de octubre en una experiencia comercial diferente, apunta Ventura, quien agradece la "ventana espectacular" y "valiente" que ha sido San Sebastián.

Ventura ya prepara un nuevo documental, esta vez, para denunciar la lucha laboral de los trabajadores de la fábrica de Coca Cola en Fuenlabrada.

Por Alicia G. Arribas.