EFEMadrid

Los artistas vascos Itziar Okariz y Sergio Prego abordan la relación entre cuerpo, espacio y vacío con "Perforado por", la propuesta que este año acogerá el pabellón español en la Bienal de Venecia con una propuesta multidisciplinar que combina performance, sonido y escultura.

La propuesta, comisariada por Peio Aguirre y presentada hoy martes en Madrid, se abre al público el próximo 11 de mayo en Venecia, hasta el próximo 24 de noviembre. Es la primera vez desde 1991 que la propuesta española combina dos artistas.

La obra de Okariz se ubicará en el edifico principal y será la instalación de sonido y performance más importante realizada hasta el momento en el pabellón, mientras que la de Peiro, un conjunto escultórico, se ubicará en el jardín del edificio.

El título de la muestra, según explicó hoy Aguirre, parte de un texto de Susan Sontag, "La estética del silencio", en el que la escritora proponía que "cualquier silencio" encontraba su identidad en un espacio de tiempo "perforado por el sonido".

Aunque es la primera vez que exponen juntos, Okariz y Prego pertenecen a la misma generación, "comparten referentes culturales" y han desarrollado su carrera en paralelo. Unas condiciones que hacen posible que ambas propuestas convivan, sean "cómplices" y "dialoguen" entre ellas, aseguró el comisario.

La obra de Okariz convertirá el edificio del pabellón en una caja de resonancia con "Respiración oceánica", una grabación de sonido en la que se escucha su respiración y la de otra mujer y envolverá a los visitantes como "el sonido del mar", ha dicho la artista.

Okariz, que en su obra cuestiona las normas del lenguaje, completa esta propuesta con "Las estatuas", una performance en las que conversará en voz baja con estatuas de Jorge Oteiza y del artista peruano Armando Andrade-Tudela. Su propuesta se acompañará con una programación de performance durante la inauguración de la exposición.

También mostrará el vídeo inédito de un trabajo anterior, "Mear en espacios públicos y privados", en el que se la puede ver orinando en espacios públicos y que aborda como ciertos comportamientos tienen acepciones distintas si el sujeto es hombre o mujer.

En el jardín del pabellón, el artista Sergio Prego, que habitualmente trabaja sobre los límites de la escultura con construcciones efímeras o desmontables, propone una "investigación plástica" que combinará sus últimos trabajo con una instalación de membranas neumáticas en una propuesta orgánica, que mezcla el agua, el cemento o la resina sintética.