EFEValencia

El grupo inglés Prefab Sprout, presente en cualquier recopilación musical de éxitos de los años 80, mantiene su valor terapéutico como estandarte de las mejores melodías pop y su legado, más allá de "Cars and Girls" o "The King of Rock and Roll", se reivindica ahora como vía cultural de escape ante el pesimismo.

Así lo asegura a EFE el periodista musical Carlos Pérez de Ziriza, autor de "Prefab Sprout. La vida es un milagro", la primera biografía en castellano del grupo que lideró Paddy McAloon en la que, además de repasar su trayectoria y discografía, incluye dos entrevistas con el compositor y cantante de Durham (noreste de Inglaterra), una de ellas concedida expresamente para este libro recién editado por Efe Eme.

CUANDO SE ROMPE EL AMOR

A través de 170 páginas, Pérez de Ziriza (Madrid, 1973) traza un recorrido cronológico y discográfico del grupo, se detiene en factores clave para entender el sonido de Prefab Sprout -como los productores, Thomas Dolby y Toni Visconti entre ellos-, explora las influencias y conexiones de Paddy McAloon, alumbra discos inacabados y repasa la "huella sonora" que su música ha dejado, a lo largo de cuatro décadas, en artistas tanto anglosajones como españoles.

Coge prestados títulos de algunas de sus canciones o estrofas de algunos de sus temas insignia para titular, en castellano, los capítulos de una biografía que busca hacer justicia a la herencia creativa de McAloon, cuyo genio se compara habitualmente con hitos de la música popular del siglo XX como Burt Bacharach, Brian Wilson, Cole Porter, George Gershwin, Elvis Costello o Irving Berlin.

Y también sirve de nexo de unión entre la comunidad de fans de Prefab Sprout, una banda "de culto" que tras unos años de militancia "indie" (con fogonazos como "When love breaks down") saboreó las mieles del éxito y las radiofórmulas a finales de los 80 y principios de los 90 pero cuya paleta de sonidos y referencias culturales prefirió seguir girando en torno a la personalidad y las inquietudes de Paddy McAloon, personaje clave para entender el pop contemporáneo.

¿EL REY DEL ROCK AND ROLL?

Pérez de Ziriza, colaborador musical en medios como El País, Efe Eme, Mondosonoro y À Punt, escribió su noveno libro entre julio y noviembre de 2020 tras constatar la escasa bibliografía -nada en castellano- sobre Prefab Sprout y Paddy McAloon, así como la necesidad de cubrir ese hueco editorial ante "la conexión emocional muy fuerte" que hay entre el universo de la banda y sus fans.

"El ser una banda poco propensa a girar en directo les perjudicó, especialmente en la época de 'From Langley Park To Memphis' (1988), que era el disco del -teórico- gran salto comercial. Y que una de sus canciones más conocidas, 'The King of Rock and Roll', sea también una de las menos representativas de su sonido, tampoco ayudó a que mucha gente se formara una idea fiel de todo lo que engloba su discografía, que es mucho más, claro", señala a EFE.

A su juicio, con los años se ha ido revalorizando su obra en general: "No para un público mayoritario, desde luego. Pero sí muy fiel, muy apasionado", defiende mientras ensalza "Steve McQueen" (1985) como "el disco que siempre genera la sensación más grande de descubrimiento. Mucha gente lo tiene en varios formatos distintos. Tres o cuatro copias. Es de esa clase de discos" y no solo por contener temas como "Bonny" o "Apetite" o su portada de homenaje épico y motorizado al actor de "La gran evasión".

UNA VIDA DE SORPRESAS

¿Puede tener la música de este grupo, o la creada en solitario por Paddy McAloon, un valor medicinal para afrontar culturalmente esta etapa pandémica y no sucumbir al pesimismo y la crispación? "Fundamental -responde categórico-. Para mí ha sido una vía de escape con la que, a estas alturas, no contaba".

"Me distraía enormemente de todo lo demás. Si a cualquiera la das a elegir entre ver un informativo (o poner la tele) en 2020 o escuchar a Prefab Sprout, la elección está clara", proclama.

Respecto a las dos entrevistas en profundidad (una de ellas publicada en Mondosonoro en 2019) con el autor de "Hey, Manhattan!", "We let the stars go", "A prisioner of the past", "I trawl the megahertz" o "I love music", Pérez de Ziriza alaba de él que es "muy humilde, muy autocrítico, extremadamente educado y considerado, y un tipo con una cultura musical vastísima y exquisita".

Y subraya: "No siente que el mundo esté en deuda con él por el hecho de que Prefab Sprout no hayan tenido más repercusión, cosa que sí ocurre con muchos otros músicos que se las dan de torturados, de malditos. Es plenamente consciente de que las cosas no ocurren por casualidad". No hay "ningún victimismo por su parte" y eso, añade, "honra" a un artista que ha sufrido graves enfermedades visuales y auditivas desde comienzos de este siglo.

El de este libro "es un título muy 2020. Lo tuve claro. Sintoniza con la sensación que todos hemos tenido durante los últimos 12 meses. Nunca valoramos más la vida que cuando vemos que puede estar en riesgo, que se nos puede ir en cuestión de horas. El mensaje que transmite "Life's a miracle" -canción incluida en "Andromeda Heights" (1997)- es uno de los más provechosos en toda la discografía de Prefab Sprout, aunque pueda sonar naïf o tópico", defiende.

Carlos Bazarra