EFEA Coruña (España)

El Festival de Arte Audiovisual Contemporáneo "Intersección", que se celebrará en A Coruña (norte de España) del 24 al 27 de octubre, llega a su segunda edición como un lugar de encuentro con "autores de cine que se acercan al arte y creadores de arte que se acercan al cine".

El cineasta Gonzalo Veloso, director del certamen, recuerda, en una entrevista con Efe, que fundó Intersección como un cruce en el que se dan la mano "prácticas de cine de vanguardia, de cine de autor, y prácticas audiovisuales de arte contemporáneo como pueden ser la videoinstalación, el videoarte o la videocreación".

Artistas internacionales como J.P. Sniadecki, Dora García y Salomé Lamas gozarán de una amplia retrospectiva de su obra en una cita única en Galicia, pues Veloso afirma que en la Comunidad hay "cada vez más pequeños festivales muy bien trabajados" de cine de vanguardia, pero ninguno "en el que el arte audiovisual sea el centro".

A la vez que apuestan por referentes extranjeros, también propician un espacio para creadores gallegos, la sección Galicia, con una selección de trece títulos, de los que nueve se estrenarán en las pantallas de la Fundación Luis Seoane para que coruñeses y visitantes puedan "disfrutar por primera vez de trabajos de autores tan reconocidos como Carla Andrade, Carme Nogueira o Félix Fernández".

"En el caso gallego, vivimos en un país en el que hay una riqueza, un talento y una calidad muy alta", asegura el también crítico de cine, quien pretende hacer de su embrionario festival "una plataforma en la que los artistas gallegos puedan mostrar su trabajo".

La cita coruñesa cuenta con creadores diversos que hacen del audiovisual una forma de expresarse completamente diferente, pues cuenta tanto con "artistas interdisciplinares para los que el vídeo es un recuso más" como con "autores que únicamente trabajan en cine".

Su objetivo no solo se reduce a dar "visibilidad" a las creaciones, sino que también quiere ofrecer "un espacio de encuentro" para que creadores, público, profesionales y comisarios "tengan un lugar en el que encontrarse y compartir" sus visiones.

Para el director, es "fundamental" que la gente pueda "tener acceso" a los profesionales, por lo que se realizarán mesas redondas y los tres artistas internacionales ofrecerán cada uno una clase magistral.

Lejos de prácticas cinematográficas convencionales y largometrajes narrativos, Intersección abre el camino a creaciones con "lenguajes diferentes" en las que se trabajan conceptos y no se busca contar historias.

Por la originalidad de sus propuestas, "hay artistas que tienen dificultades para distribuir sus obras" en un contexto, destaca Veloso, en el que "la industria cultural, por llamarla de alguna forma, está perdiendo espacios y está perdiendo lugares donde los artistas puedan mostrar sus trabajos, encontrarse, compartir y aprender".

En esta defensa por las propuestas alternativas, Intersección dedica una parte de su programa a la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra, una pequeña muestra de obras que forman parte del archivo de los 26 años de docencia universitaria en materia de videoarte.

"Aceptamos que los artistas van a cobrar poco, van a vivir de otras cosas, cuando en realidad hay estudios universitarios en los que todos invertimos un dinero y parece que está asumido que esa gente que se licencia nunca va a poder desarrollar su profesión, porque su profesión es licenciado en Bellas Artes", denuncia Veloso.

Tras un intenso trabajo de selección y de esfuerzo por conseguir reunir a figuras internacionales, Gonzalo Veloso apuesta, en el segundo año de su festival, por reforzarse y darse a conocer, pues, con sus cuatro jornadas, Intersección todavía es "un evento pequeño que está intentando crecer y buscando su dimensión".

Ana González