EFEViveiro (Lugo)

El Resurrection Fest ha logrado terminar este domingo con una recuperación del festival tras el parón por las restricciones en la que la lucha contra los elementos ha marcado las cuatro jornadas.

El festival de música hardcore y metal ha vuelto al campo de fútbol de Celeiro, en Viveiro (Lugo), tras casi tres años sin actividad de gran formato.

La decimoquinta edición de este evento ha contado con 120 artistas y un broche de oro este domingo pese a ser una tarde marcada por la lluvia que no ha vencido a los centenares de asistentes, ataviados con chubasqueros, que han vibrado con la música.

Y también han resistido a la ausencia de Korn, el grupo estadounidense que iba a tener su única actuación en un festival en España este año y que tuvo que cancelarla horas antes por una avería en su avión privado.

En su lugar han ocupado el puesto principal del cartel de este domingo Heaven Shall Burn, el grupo alemán de metal extremo que clama contra la injusticia social y el racismo.

Ante un público entregado con ganas de fiesta, este grupo fue el perfecto para concluir un festival en el que la guinda la puso más tarde Bring Me The Horizon, en este caso tal como estaba programado.

La banda británica de rock ocupó el último lugar en el escenario principal de un Resurrection Fest que vuelve por todo lo alto y que ya prepara su próxima edición.

Y no fue el único contratiempo de esta edición: Avenged Sevenfold, un grupo estadounidense de heavy metal, era otro de los cabezas de cartel pero canceló su actuación, por lo que fue sustituido por los franceses Gojira.

El Resurrection Fest ha vuelto a ser uno de los festivales más importantes de España para los seguidores de la música metal, rock y punk.

El jueves se subieron al escenario principal los miembros de la mítica banda Judas Priest, así como Hamlet, Opeth, Sepultura, Spiritbox y Vita Imana.

Rise Against, Sabaton y Jinjer, así como Caliban, Our Hollow Our Home y Free City, actuaron el viernes junto a otros grupos en los demás escenarios como Ill Niño, Amenra, Lionheart, Kids of Rage, Seek 'em All o Skontra, entre otras.

El sábado, el escenario principal acogió la actuación de Skunk DF, Dagoba, Beyond the Black, Crossfaith, Mastodon y Gojira, mientras que Leaving Mars, Eon, Sound of Silence, Gaerea, Bloodbath y Master Boot Record ofrecieron su música al público en el segundo.

Y durante la última jornada, junto a Heaven Shall Burn y Bring Me The Horizon han estado Stick to your Guns, Electric Callboy o Deadly Apples.