EFEMadrid

Ricardo Darín volverá desde el próximo miércoles a España con "Escenas de la vida conyugal", una ocasión, ha asegurado, "nueva" porque la acción dramática siempre lo es: "el escenario es vertiginoso y peligroso; nunca se sabe lo que puede ocurrir", ha dicho.

Darín (Buenos Aires, 1957) ha presentado hoy junto a Andrea Pietra la nueva entrega de la obra que escribió Ingmar Bergman -estrenada en 1973 como serie y más tarde como película y obra de teatro- y que él lleva representando desde 2014.

Comenzarán su gira el 18 de septiembre en los Teatros del Canal de Madrid, donde estarán con la obra "por tercera vez"; seguirá -del 25 al 29- en el Teatro Olympia de Valencia; volverá a Madrid -del 2 al 20 de octubre-; estrenará en el Palacio de Congresos de Zaragoza -24 al 26 de octubre- y en el Auditorium de Palma de Mallorca -del 1 al 3 de noviembre-.

La gira se completará en el teatro Campos Eliseos de Bilbao -del 6 al 10 de octubre- y terminará en el Teatro Tívoli de Barcelona -del 13 al 24-.

"La única razón por la que hay que ver de nuevo esta obra es por esta mujer -Pietra-, una gran actriz que todos los días cambia la pieza", ha bromeado en declaraciones a EFE el artista.

Esta obra, ha asegurado, "está en movimiento, está viva. Todos los días tiene una resignificación y eso hace para mí especialmente atractiva cada función, porque no sé con qué va a salir. Recomiendo que vean esta pieza solamente para que vean qué hace ella".

Para Pietra, que acaba de hacer junto a la directora de "Escenas de la vida conyugal", Norma Aleandro, otra obra teatral en su país, cree que el público encontrará en ella "muchas cosas que conocen y van a sufrir, a reírse y luego a charlar largo y tendido sobre ella".

"Es un texto extenso e intenso", ha indicado Darín en rueda de prensa, y ha revelado que cuando Aleandro le habló de la obra le previno de que se asombraría de que "en cantidad de ocasiones la gente se reiría en momentos trágicos, porque es una especie de catarsis".

En la obra, que han interpretado actores como la propia Aleandro, Liv Ullman o Alfredo Alcón, Darín ha cambiado en cinco años tres veces de compañera -Valeria Bertucccelli, Erica Rivas y ahora Andrea Pietra- y todo se ha tenido que "reacomodar".

"Cada una de ellas tiene su propia singularidad. Ahora hay una reformulación porque Andrea la ha modificado con su presencia. Eso mantiene al teatro vivo. Es una historia a través de 25 años y el mundo está en permanente cambio", ha señalado Darín.

"No hay nada más importante que la conexión de los actores en el escenario. Se abre el telón y hay una sensación térmica vertiginosa porque nunca se sabe qué puede ocurrir", ha precisado el protagonista.

Darín asegura que en esta obra no aplica "absolutamente nada" de su experiencia matrimonial y que "con el tiempo" ha aprendido a no ser tan duro con su personaje: "es bastante egoísta pero también es muy coherente. Tiene un nivel brutal de honestidad".

Entre representaciones en Madrid, Darín irá al Festival de Cine de San Sebastián a presentar, en la sección oficial pero fuera de concurso, "La Odisea de los Giles", segunda película que afronta con la productora que montó con su hijo, el también actor Chino Darín.