EFEMadrid

Con un ya abundante bagaje de canciones que denuncian la violencia policial contra la población negra, como "American Skin (41 Shots)" de Bruce Springsteen o "Formation" de Beyonce, Run The Jewels sorprenden esta semana con un tema que parece destinado a abanderar la causa del #BlackLivesMatter.

"Estás tan atontado que ves a los polis asfixiar a un hombre como yo / Hasta que mi voz pasa de un grito a un susurro: 'No puedo respirar' / Y te quedas sentado en el sofá de casa viéndolo por la tele", rapea el venerado dúo de hip hop conformado por El-P y Killer Mike en "Walking In The Snow".

El tema constituye el sexto corte de su nuevo álbum, "RTJ4" (Warner Music), que vio la luz en los últimos días de manera inesperada y que ya ha puesto de acuerdo a la crítica especializada al referenciarlo como uno de los mejores lanzamientos del año.

En su anterior álbum, "RTJ3" (2016), Run The Jewels ya hacían suya una cita del discurso de 1968 de Martin Luther King "La otra América": "Un motín es el lenguaje de los no escuchados".

Podría pensarse que la pareja se dio mucha prisa en incorporar esos versos que tan escalofriantemente parecen retratar el asesinato del estadounidense George Floyd por un agente de policía en Mineápolis (Minesota), el cual desató a su vez una de las mayores oleadas de protestas en EE.UU. en contra de la violencia excesiva de las fuerzas de seguridad contra la población negra.

Según han explicado sus autores, los temas de su cuarto álbum se grabaron en realidad en otoño de 2019 y aludían a la muerte en 2014 en Nueva York de otro civil afroamericano, Eric Garner, a manos de un agente blanco que le sometió a una llave de estrangulamiento.

El policía entonces no fue condenado, pero la frase "No puedo respirar" de la víctima, grabada en vídeo por un transeúnte e idéntica a la que pronunció George Floyd antes de morir, imprimió fuerza al movimiento "Black Lives Matter" ("Las vidas negras importan"), que ayudó a organizar muchas protestas de los últimos años.

De cuán vivo está el debate y de cómo ha calado en la sociedad en forma de hartazgo habla el gran número de canciones que lo han denunciado en los últimos años, no solo "Walking In The Snow" o los citados cortes de Springsteen o Beyonce (que también lo trató en "Freedom").

Ahí están también "Alright" de Kendrick Lamar o "Hands Up", tema de Daye Jack en el que participaba el propio Killer Mike, pero también "Baltimore" de Prince con la colaboración Eryn Allen Kane, "Black Rage (Sketch)" de Lauryn Hill o "The Charade" de D’Angelo.

Véase asmismo "Marching on Ferguson", de Tom Morello, que aludía a otro de los casos más sonados de brutalidad policial, el del asesinato del joven desarmado Michael Brown en 2014.

Ahora, medios como NME, Pitchfork o Rolling Stone coinciden en alabar "RTJ4" y señalarlo como "el grito de protesta de una nueva generación" a través de versos que, desde la mesura, no ocultan la rabia contenida por males que parecen endémicos para la población negra en EE.UU., como la pobreza o el racismo.

"El mundo está infestado de mierda, así que aquí hay algo crudo para escuchar mientras lidias con todo. Esperamos que te traiga algo de alegría. Mantente a salvo y con esperanza y gracias por dar a dos amigos la oportunidad de ser escuchados y hacer lo que aman", señalaban en un mensaje en redes "con sincero amor y gratitud" sus autores.

Javier Herrero