EFESalamanca

La Universidad de Salamanca reúne en una exposición el ideal humanista de Elio Antonio de Nebrija, dentro de los actos del quinto centenario de su fallecimiento, además de realizar un recorrido por su paso por la capital salmantina.

La exposición abarca un relato cronológico de la vida del autor de la Gramática castellana, aunque centrada sobre todo en sus diferentes estancias en Salamanca, que permitirá descubrir a los visitantes de la muestra la ciudad universitaria salmantina en aquella época.

La muestra, producida por el Servicio de Actividades Culturales (SAC) y el Centro Internacional del Español (CIE-USAL), podrá visitarse hasta el 29 de enero de 2023 y ha sido inaugurada este martes por el rector Ricardo Rivero y la viceconsejera de Acción Cultural de la Junta de Castilla y León, Mar Sancho.

Uno de los dos comisarios de la muestra, el catedrático del Departamento de Filología Clásica e Indoeuropeo, Juan Antonio González Iglesias, ha destacado la figura del autor de la primera gramática castellana en 1492 por ser "uno de los que mejor reflejan, y al mismo tiempo promueven, la transición de la Edad Media a la Edad Moderna".

La importancia de cada paso que se da en la exposición permite una inmersión en la cultura europea del momento, a través de un recorrido por la vida universitaria salmantina en los siglos XV y XVI, donde "llevó a cabo la mayor parte de su estudio", como ha señalado el rector Ricardo Rivero.

También están representadas todas las etapas biográficas de Nebrija, desde sus orígenes andaluces, su formación en Salamanca y en Bolonia, sus retornos a Salamanca, sus relaciones con los poderosos, su estancia extremeña y, tras una "amarga marcha" de la Universidad salmantina, "su epílogo, también fructífero, en la de Alcalá".

En su recorrido se puede ver a Nebrija como estudiante salmantino, entre 1458 y 1463, antes de irse a Bolonia (Italia), de donde regresó a Salamanca en 1470, primero como lector de la Universidad, donde leía dos lecciones diarias, de Elocuencia y Poesía, y más tarde como catedrático de Prima de Gramática.

En diferentes momentos de la muestra se recuerda que Nebrija escribió sus Introductiones latinae, que imprimió en Salamanca en 1481, al llegar a catedrático y darse cuenta de que no podía proponer a sus alumnos ningún manual.

La exposición mantiene vivo el interés por Nebrija con un recorrido por sus trabajos en España, por sus relaciones con el cardenal Cisneros en Alcalá de Henares, por su humanismo polifacético, por sus cátedras o por su tensión con la Universidad salmantina, donde desarrolló una campaña contra los maestros ignorantes.

Y muestra un relato de sus primeras obras, de su actividad intelectual en la corte de Zalamea o con su producción literaria, así como por el Nebrija científico, a través de sus obras Diccionario médico y Cosmographia.

Para Juan Antonio González Iglesias, la exposición describe la "profunda transformación que Nebrija imprimió a la docencia e investigación universitarias en general porque actualizó con criterios modernos el código de conocimiento, que no era otro que la lengua latina, liberada por él de las limitaciones medievales".

De esta manera, la Universidad de Salamanca recuerda el "legado universal de este humanista, acercándolo al gran público", porque como ha explicado González Iglesias, esta ciudad "guarda la memoria de los espacios que frecuentó", como las Escuelas Menores, las Mayores, el Patio de Escuelas o la calle Libreros.