EFEMadrid

Empatía y reflexión, el objetivo de "Shock 2 (La Tormenta y la Guerra)", obra de teatro documental que se estrena el próximo 27 de abril, que habla de la codicia y de la sociedad neoliberal desde la guerra de Irak hasta nuestros días, un recorrido por la historia para "conocerla desde la emoción".

Tras el éxito de "Shock 1 (El Cóndor y el Puma)", premio MAX 2020 a la mejor dirección, Andrés Lima vuelve a ahondar en un teatro documental con "Shock 2 (La Tormenta y la Guerra)" que intenta "ponernos en el lugar del otro sin criticar", ha explicado este miércoles en rueda de prensa el dramaturgo.

El Teatro Valle-Inclán acoge el estreno de esta segunda parte del díptico inspirado en "La doctrina del shock", de Naomi Klein, relatos contemporáneos de nuestra historia reciente "que retratan el avance del neoliberalismo", ha dicho Alfredo Sanzol, director del Centro Dramático Nacional, al inicio del acto.

Si la primera parte de "Shock" era un retrato de la hipocresía y el uso de la violencia para intentar imponer un sistema neoliberal global durante las décadas de los 50 a los 80 del siglo XX, en la segunda se centra en la guerra de Irak, "el último gran shock del neoliberalismo", según el director.

La obra comienza con la revolución conservadora capitaneada por Reagan y Thatcher para hacer un recorrido por la historia reciente con la caída de los grandes regímenes chino y soviético y la consumación del capitalismo como único escenario posible.

Sin querer ser "apocalíptico", Lima dice que "el futuro depende de nosotros mismos, de nuestra actitud", y pide reflexionar "sobre lo ya ha ocurrido".

Escrita por Albert Boronat, Juan Cavestany, Andrés Lima y Juan Mayorga, "Sock 2 (La Tormenta y la Guerra", basada en hechos reales y textos de Olga Rodríguez y Alba Sotorra, es una reflexión teatral, en la que muestra al público qué se puede sentir en el lugar del otro, por ejemplo: en el del pueblo iraquí cuando es bombardeado.

Esta obra no intenta hacer un repaso histórico, sino provocar un impacto emocional en el espectador para que reflexione sobre "cuál es su responsabilidad individual en el mundo que estamos creando", añade Lima quien considera que "el mundo puede ser de otra manera y más feliz, si cabe".

Antonio Durán "Morris", Alba Flores, Natalia Hernández, María Morales, Paco Ochoa, Guillermo Toledo y Juan Vinuesa son los siete actores que interpretan a más de cuarenta personajes diferentes, desde Yeltsin, Deng Xiaoping, Mandela, la familia Bush, los Aznar, Rumsfeld, Cheney o Saddam, pasando por Margaret Thatcher y Ronald Reagan o el Papa Karol Wojtyla.

"Son actores cómicos, que con un sentido crítico importante, hacen personajes dramáticos", explica Lima.

El Centro Dramático Nacional ofrece la oportunidad de ver este díptico al completo, con la exhibición de "Shock 1 (El Cóndor y el Puma)" los fines de semana de entre el 8 de mayo y el 13 de junio a las 12.00 horas, seguida de "Shock 2 (La Tormenta y la Guerra)" a las 16.30 horas.