EFEMadrid

Más oscura y terrorífica que las temporadas previas y con un fuerte olor a despedida, así es la cuarta temporada de la serie "Stranger Things", que estrenará su primera parte el próximo 27 de mayo y que ha sido presentada este jueves en Madrid por dos de sus personajes, Natalia Dyer y Charlie Heaton.

“Es más oscura y más terrorífica. Creo que sin duda es la temporada que más miedo da. Recuerdo que desde el momento en el que leímos los guiones nos dimos cuenta de que iba a ser intensa”, ha contado Dyer -Nancy Wheeler en la serie- este jueves en una rueda de prensa.

Netflix celebró el miércoles por la noche el estreno en los cines Callao de Madrid del primer capítulo de la temporada con la presencia de los dos actores, que han sido parte del casting de la serie desde su estreno en 2016.

“Es la temporada más grande. Todos hemos crecido. Los fans han crecido, los chicos han crecido, la historia ha crecido. Como ha dicho Natalia es mas oscura. La serie ha sido siempre una carta de amor al cine y, si la primera temporada recordaba a 'Los Goonies' o a 'Stand by me', esta se parece más a 'Pesadilla en Elm Street'", ha apuntado Heaton, Jonathan Byers en la exitosa ficción.

Los dos años de rodaje (en gran parte extendidos por la pandemia) y las más de ochocientas páginas de guion de los creadores, Matt y Ross Duffer, se han transformado en una temporada más larga de lo habitual, con episodios de 70-80 minutos (frente a los clásicos 50). La primera parte (un número aún no definido de capítulos) estará disponible este viernes y la segunda verá la luz el próximo 1 de julio.

“Es la temporada más desarrollada. Nos estamos acercando al fin así que, con eso en mente, esta temporada empieza a abrir la puerta para prepararnos para ese final. Abre también una cortina para dar una explicación a todo lo que ha sucedido a lo largo de las temporadas en Hawkins (la pequeña ciudad donde se desarrolla)”, ha añadido Heaton sobre esta serie de aventuras y ciencia ficción que ha lanzado al estrellato a Millie Bobby Brown (Eleven, en la serie).

La nueva temporada comienza seis meses después de la batalla en el centro comercial. El grupo de amigos está separado y en este momento surge una nueva y terrorífica amenaza sobrenatural que representa un horrible misterio que, si consiguen resolver, podría poner fin a los horrores del "upside down", la realidad alternativa que caracteriza esta serie.

Desde su estreno en 2016, "Stranger Things" ha conseguido más de 65 premios y es uno de los títulos más vistos de Netflix. La tercera temporada acumuló 582 millones de horas de visionado en sus primeros 28 días de estreno y es la tercera ficción más vista en la historia de la plataforma, después de las dos temporadas de "Los Bridgerton".

Pese a la enorme expectación de los fans cada vez que llega una nueva temporada, Dyer y Heaton han asegurado que intentan no pensar en ello y que la presión es algo que “va de fuera a dentro”, algo que sobrellevan gracias a “la familia" que ha creado todo el equipo de la serie, ha contado el actor.

“Los Duffer son tan buenos escribiendo, son unos guionistas fantásticos que siempre consiguen llegar a sitios increíbles. Nos encanta la historia y los personajes y tenemos muchísima confianza en la historia que están creando”, ha añadido Dyer.

Tal y como ya se ha anunciado, esta será la penúltima temporada de la saga, que arrancó ambientada en los años 80, cuando un niño de 12 años llamado Will Byers desaparece misteriosamente.; poco después, Eleven, una niña aparentemente fugitiva y con poderes telequinéticos, se encuentra con Mike, Dustin y Lucas, amigos de Will, y los ayuda en la búsqueda.

Este fue el punto de partida de una serie que ha creado un universo propio y que se cerrará con una futura quinta temporada, algo en lo que los actores prefieren no pensar. "Es triste pensar en que llega el final. No me puedo imaginar cómo me voy a sentir cuando rodemos la siguiente temporada, sabiendo que cada escena que filme será una menos para el final", se ha lamentado Heaton. EFE

pem/mcm

1011999