EFENueva York

La biblioteca personal de la fallecida jueza del Tribunal Supremo de Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg se vendió en una subasta por unos 2,35 millones de dólares, pulverizando las expectativas de la casa Bonhams, que gestionó el proceso.

La firma británica, que ofreció más de mil tomos pertenecientes a Ginsburg (1933-2020), esperaba inicialmente que la colección recaudase entre 60.000 y 90.000 dólares, pero sus conservadores cálculos se vieron desbordados rápidamente por el enorme interés que despertó la subasta digital y que se saldó con la venta de todos los lotes.

La previsión se superó ya con un solo libro, una copia anotada de "Harvard Law Review" de 1957-1958, por el que se pagaron más de 100.000 dólares y que resultó la pieza más valorada de la subasta.

La colección, dividida en 166 lotes que contenían de 1 a 10 libros, incluía títulos que quedaron en la colección de Ginsburg después de que, tras su muerte, sus familiares heredaran algunos volúmenes y donaran otros a bibliotecas de prisiones y a la ópera de Washington.

La magistrada, fallecida en 2020 a los 87 años, fue la segunda mujer de la historia que ocupó un asiento en el Tribunal Supremo de Estados Unidos, a donde llegó en 1993 después de toda una carrera dedicada a los derechos civiles y en la que consiguió avances clave para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres.

En sus últimos años de vida, Ginsburg se convirtió en todo un icono feminista, lo que explica en buena medida el gran interés que ha despertado su biblioteca, que incluía desde densos estudios de derecho a copias firmadas que varios autores le regalaron, entre ellos, el clásico "Beloved" de la nobel de literatura Toni Morrison y un tomo del exvicepresidente Al Gore (1993-2001).

Uno de los lotes incluía textos feministas clave que la jueza leyó, como "Sexual Politics" de Kate Millet, que se vendió por más de 19.000 dólares, según Bonhams; y "Women", que tanto la escritora Susan Sontag como la fotógrafa Annie Leibovitz dedicaron a Ginsburg, y que se subastó por casi 38.000 dólares.

El segundo volumen más caro de toda la colección, vendido por algo más de 81.000 dólares, fue una copia del libro "My Own Words", una recopilación de escritos y discursos de la propia jueza. EFE

mvs/fjo/jrh