EFETalavera de la Reina (Toledo)

El cuadro del rey Fernando VII que Goya pintó para el Ayuntamiento de Talavera de la Reina (Toledo) en 1808 y que desapareció durante la Guerra de la Independencia ese mismo año podría ser el que actualmente posee la colección Thyssen-Bornemisza.

Así lo ha asegurado esta tarde en un comunicado Javier Gallego, investigador de la vida y obra de Goya, que ha explicado que en los archivos del Ayuntamiento talaverano consta el encargo de una pintura del busto de Fernando VII que la Junta de Gobierno hizo el 16 de agosto de 1808.

El 7 de septiembre de ese mismo año el retrato que pintó Goya fue remitido a Talavera de la Reina desde Madrid por la sociedad Galarza y Goicoechea, que regentaba su consuegro, y el día 17 se presentó a la Junta talaverana el retrato del monarca, cuyo importe total ascendió a 3.476 reales.

Por causas que se desconocen el cuadro de Goya desapareció y fue sustituido por el que actualmente se encuentra en el despacho de Alcaldía y que se atribuye al pintor valenciano Vicente López Portaña (1772-1850) o a su escuela.

Según Javier Gallego, "el expolio de obras de arte fue una constante por las tropas francesas en toda España durante la Guerra de la Independencia y es casi seguro que el retrato fue objeto de las incautaciones de los soldados napoleónicos durante los saqueos que sufrió Talavera".

El investigador afirma que Goya -aparte de algunos bocetos- pintó siete retratos de Fernando VII que se encuentran en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Diputación Foral de Pamplona, el Museo de Santander, dos en el Museo del Prado, el Museo de Zaragoza y el Museo Thyssen-Bornemisza.

Asimismo, ha agregado que del único que no consta la documentación de su encargo es, precisamente, el del Thyssen-Bornemisza (óleo sobre lienzo de 84 por 63,5 centímetros), un retrato que entró en la colección en 1935.

En 1910 este cuadro se presentó en la exposición organizada por el Ayuntamiento de Barcelona y, como indica la propia ficha del retrato del Museo Thyssen "con toda probabilidad fue solicitado por los responsables de determinados organismos públicos e instituciones provinciales para que la imagen del monarca presidiera sus respectivas sedes".

Gallego cree que esa institución fue el Ayuntamiento de Talavera y sugiera que el enigma acerca de la desaparición de este retrato se ha desvelado.

Este investigador lleva veinte años estudiando la obra y vida de Goya y ha sido comisario de algunas de exposiciones dedicadas al pintor en Talavera de la Reina, entre ellas 'Talavera en Goya: la tauromaquia, bocetos y dibujos', que estuvo abierta a comienzos de 2014 en el centro cultural Rafael Morales.