EFEMadrid

Leo Harlem, Silvia Abril y Jordi Sánchez regresan a la gran pantalla este viernes con "Superagente Makey", una comedia de acción y familiar que homenajea a las películas policíacas de los 80, como "Superdetective en Hollywood", con guiños en la música, el vestuario o la puesta en escena.

"De hecho, en algún momento quisimos que se pareciera como si estuviera rodada en aquella época", apunta en una entrevista con Efe Alfonso Sánchez, el director de un filme cuya premier se celebrará en el Autocine de Madrid, "muy también de los 80".

La trama arranca con Makey (Harlem) en su barrio madrileño de Carabanchel, donde ejerce como policía. El hombre sueña con resolver algún día un caso importante con el que pueda dar rienda suelta a su espíritu justiciero. Sin embargo, el agente debe contentarse con asuntos más rutinarios.

"Es la historia de un padre que quiere recuperar a su hija; un soñador que se ha inventado un mundo idealizado, basado en las películas que marcaron su adolescencia, para huir de la realidad en la que vive. Un divertimento que esperamos haga disfrutar al público tanto como nosotros hemos disfrutado haciéndola", señala Sánchez.

Como castigo a un error en su trabajo, Makey es enviado por la Inspectora Cortés (Silvia Abril) a la Costa del Sol, concretamente a Estepona. Una vez allí, da con una peligrosa red de narcotraficantes, mientras aprovecha para arreglar los asuntos pendientes que tiene con su hija.

Si hay algo que a los espectadores les va a sorprender es el "tono serio" que tiene el papel de Abril, la inspectora Cortés, en la cinta, aunque ella asegura "que se lo ha pasado bomba" en el rodaje.

"Voy a romper un poco el esquema de lo que venía haciendo y eso va a sorprender. Ahora, a mí lo de ir repartiendo leches y con una pistola en la mano me ha fascinado. Quiero más papeles en los que tenga que revolcarme por el suelo, saltar y llevar pistola", explica la actriz entre risas.

Mientras que a Harlem no le ha divertido tanto: "Estas pistolas dan muchos sustos, tenía que llevar de por sí el silenciador porque dan unos estampidos muy fuertes", cuenta.

Sánchez, con una larga trayectoria de actor en series de televisión como "Allí abajo" y largometrajes como "8 apellidos vascos", "Grupo 7" o "El mundo es suyo", que también dirigió, encara por primera vez la dirección de una película "por encargo", un formato que, lejos de constreñir, le sirve para mejorar su creatividad.

"Atresmedia me propuso para que dirigiera la cinta y desde el primer momento en el que leí el guion me enamoré. Me gustó tanto que me comprometí de lleno, hasta el final, como si la película fuera mía. Creo que el trabajo que han hecho Jorge Lara y Fernando Pérez (guionistas) ha sido estupendo; es una peli que me parece que es una carta de amor al cine", argumenta el director.

A pesar de la acción, "Superagente Makey" invita a tomarse la vida con humor y con sencillez: "El humor es la auténtica salud. Es la mejor terapia que existe y más después del momento tan duro que hemos vivido", cita Harlem. "El médico debería recetar más humor y más risas", añade Sánchez.

La película se rodó durante siete semanas en Estepona, Tenerife y Madrid, llega a las salas con "muchos nervios y emoción" por parte del elenco: "Nos hace mucha ilusión presentar ya la película, más después de tanto tiempo. Además, hacerlo en un autocine siendo la película muy de ese estilo es doblemente emocionante", remata Abril.

Por Silvia García Herráez