EFEMadrid

Tanxugueiras, entre las grandes favoritas al triunfo en Benidorm Fest, competirán en la primera semifinal de esta preselección de Eurovisión 2022 con artistas como Varry Brava o Azúcar Moreno, mientras que Rigoberta Bandini y Rayden, otros aspirantes con muchas opciones, lo harán en la segunda.

Televisión Española ha desvelado este jueves en una rueda de prensa "excepcional" algunos detalles de la competición que tendrá lugar del 26 al 29 de enero en la ciudad alicantina que le da nombre, como que las entradas para asistir serán gratuitas, aunque aún se desconoce el aforo, y el reparto de artistas en cada una de las rondas clasificatorias y su orden.

Según se ha revelado, la primera semifinal, la del 26 de enero, arrancará con Luna Ki ("Voy a morir") y proseguirá, por este orden, con Varry Brava ("Raffaella"), Azúcar Moreno ("Postureo"), Blanca Paloma ("Secreto de agua"), Unique ("Mejores"), Tanxugueiras ("Terra") y Chanel ("SloMo").

En el caso de la segunda, que tendrá lugar el día 27, empezará con Xeinn ("Eco") y continuará sucesivamente con Marta Sango ("Sigues en mi mente"), Javiera Mena ("Culpa"), Gonzalo Hermida ("Quién lo diría"), Rigoberta Bandini ("Ay Mamá"), Rayden ("Calle de la llorería") y Sara Deopp ("Make You Say").

Eva Mora, jefa de la delegación española en Eurovisión, ha afirmado que el criterio ha sido "el espectáculo y el sentido del ritmo", así como poder articular el montaje que requieren las puestas en escena, desarrolladas por los propios artistas "con libertad", y las de los invitados que también actuarán en cada gala.

Las dos semifinales, de unos 70-80 minutos de duración, arrancarán en torno a las 22.40 horas, mientras que la final, de 90 minutos, lo hará en torno a las 22.10 horas del 29 de enero, cuando se conocerá la identidad del representante de España en Eurovisión 2022.

A todos les recibirá un doble escenario con forma hexagonal: por un lado, el que acogerá las interpretaciones, con una triple pantalla de grandes dimensiones en módulos giratorios y, por otro, en el que seguirán la gala los presentadores, el jurado y estará la llamada "green room".

En medio estará el público "si todo va como queremos que vaya", ha dicho María Eizaguirre, directora de Comunicación de RTVE, muy cauta respecto a la evolución de la sexta ola de covid-19, para lo que se ha diseñado un protocolo para asegurar la participación de los aspirantes.

Habrá tres supuestos en caso de que un artista dé positivo en la semana de Benidorm Fest: si ha pasado ya el primer ensayo, se emitirá la grabación del mismo como referente de su actuación; si no lo ha hecho, se podría tener en cuenta el videoclip y, en caso de no contar con él, "el peor de los supuestos", se reproduciría el audio de la canción con un fotomontaje.

La evolución de ómicron y los consiguientes posibles cambios en las normas sanitarias, además de los ajustes necesarios para la seguridad general (paso de bomberos...), obligan a que no se sepa hasta la semana que viene si los asistentes del foso estarán sentados o de pie y, por tanto, la capacidad total (habrá, eso sí, dos gradas de 300 personas sentadas cada una).

"No hemos querido dar entradas aún para luego no tener que retirarlas. Sabemos que hay interés y nosotros somos los primeros interesados en que esté lleno, pero no podemos anteponer eso a las medidas de seguridad", ha puntualizado Eizaguirre, a lo que Mora ha añadido que "la absoluta prioridad es salvaguardar el espectáculo".

Una vez conocido el aforo, habrá tres cupos de entradas que distribuirán RTVE, la Generalitat valenciana y el Ayuntamiento de Benidorm entre sus representantes y personal, según estimen oportuno.

Un cuarto cupo será gestionado por una empresa contratada por Boomerang para repartirlas entre quienes deseen asistir como público, aunque los criterios tampoco se han cerrado de momento.

"Queremos que los eurofans puedan participar del Benidorm Fest e intentaremos que llegue de la manera más justa y equitativa a todos los sitios. Lo que sí está decidido es que serán entradas gratuitas", ha asegurado Mora, antes de precisar que los agraciados podrán decidir si van a todas o solo a algunas de las galas.

Se ha notificado asimismo que el jurado profesional, cuya composición se conocerá la próxima semana, estará integrado por cinco "expertos independientes, no vinculados a la industria discográfica y sin interés en una u otra candidatura", tres de ellos españoles y dos extranjeros. Su veredicto se presentará de forma conjunta.

En cuanto a la composición del jurado demoscópico, que representará la mitad del voto popular (la otra mitad procederá del televoto), correrá a cargo de la empresa Ipsos, la misma que se encarga de esta tarea en el Festival de San Remo en Italia.

A grandes rasgos, se ha especificado que habrá 300 personas (y 130 reservistas) de todas las CC.AA. en volumen proporcional a su número de habitantes, con cuotas por género y edad "para conseguir una muestra representativa de la población española". No podrán formar ni personas relacionadas con la televisión, las discográficas, la publicidad ni el área de los estudios de mercado.

Gracias a un acuerdo con Warner Music, habrá un disco físico con las catorce canciones de Benidorm Fest.