EFEValladolid

De pelo cano y larga coleta, sus palabras son un fiel reflejo de su música, apacible y tranquila, con las que el compositor británico Terry Oldfield asegura que ser hermano de Mike y llevar su apellido "puede ser una desventaja en ciertos aspectos".

Con su gira europea recién estrenada ayer en Madrid y que le llevará por varios países de nuestro entorno, Terry Oldfield y su mujer Soraya han explicado en una entrevista con la Agencia Efe la esencia de su música, horas antes de dar comienzo a su segundo concierto de la gira, en la sala Porta Caeli de Valladolid.

"Nuestra música es una constante interacción con la naturaleza, nos gusta jugar con los sonidos, interactuar con lo que vemos", explica Oldfield, quien no sabe realmente el nombre que tiene su música, pues "aún estoy buscando uno".

Flautas, gaitas, guitarras y liras son los instrumentos más utilizados para crear una "atmósfera mágica" y una música llena de "mensajes profundos", "no como la mayoría de la música que se escucha hoy en día", ha comparado.

A pesar de su dilatada trayectoria como compositor, asegura que jamás ha compuesto nada para el público sino para él mismo, ya que su música "emerge de manera natural: solo disfruto del momento y lo capturo".

Al igual que la vida, considera que el mundo de la música "se rige por sus propias leyes", directrices que él sigue al pie de la letra para crear su atmósfera.

Por sorprendente que pueda parecer, Oldfield narra cómo apenas escucha música, ya que, a pesar de que la actual conecta con los sentimientos, "posee una energía molesta" como el rock and roll, ha observado.

Su música, "new age" (nueva era), engloba a diversos estilos que convergen en la idea de una música concebida para la relajación y la ambientación.

"Nos gusta interactuar con nuestro público en los conciertos", por eso muchos de sus espectáculos los ofrece en lugares como "iglesias o lugares donde el poder fluye".

Preguntado sobre si cree que el mundo de la música está dominado por una esfera de poder que decide lo que debemos escuchar y lo que no, Oldfield muestra sus dudas y afirma que "cada uno es libre de escuchar lo que desee".

En un mundo estresante y donde "todo es opinable", está seguro de que su música "es más necesaria que nunca" para aportar esa "tranquilidad y paz interior que todos necesitamos", una paz que se ve alterada por la cantidad de "malas noticias que se ven a diario en la televisión", aunque confiesa que raramente la ve.

En el mismo escenario que Oldfield pisará esta noche en Valladolid, actuará como telonero el joven compositor español Carlos Garo, nominado recientemente a los Hollywood in media awards, unos premios que se les puede considerar como los Óscar del mundo de la música.

Garo es un compositor que se define como guitarrista y que, a través de su música, también de estilo New Age, busca transmitir "tranquilidad" y crear "una atmósfera donde sentirse a gusto".

"Es cierto que mi música no es muy comercial, pero estoy contento con las cifras obtenidas en Estados Unidos y España con la poca publicidad que hemos hecho", asegura Garo a Efe, quien afirma que, si pudiera pedir un deseo, sería el de poder tocar junto a Mike Oldfield.

Esta noche, de momento, tocará en la misma sala que otro Oldfield, su hermano Terry.

Adrián Arias Marcos.