EFEA Coruña

A Picasso le gustaban las cortinas con sus dibujos de flores, gallos o toros, al contrario que la tapicería, no quería que la gente se sentara sobre sus obras, y algunas de esas telas se exponen en primicia en España, junto con las de nombres como Raoul Dufy, Salvador Dalí, Henri Matisse, Sonia Delaunay o Henry Moore, reunidas bajo el título de "Textiles de Artistas", una muestra que revela que el arte y los textiles "están recuperando notoriedad en las Bellas Artes".

Palabra de Dennis Nothdruft, comisario de esta muestra y jefe de exposiciones del Fashion and Textile Museum de Londres, que ha presentado este jueves con la directora de la Fundación Barrié, Carmen Arias, este trabajo de recopilación de coleccionistas privados para "arrojar luz a esta parte del arte" de entender los textiles como artes aplicadas y que se podrá ver en A Coruña desde este sábado hasta el próximo 19 de junio.

Se trata de piezas "fantásticas" reunidas en torno a una exposición que sugiere el replanteamiento de la relación que tenemos con las cosas, en este caso la conexión personal que se establece con la fibra, con las telas por ser algo con lo que podemos identificarnos y, en definitiva, entendernos mejor, plantea Nothdruft.

Organizada por el Fashion and Textile Museum de Londres en la Fundación Barrié, la muestra ofrece un recorrido por la historia del arte del siglo XX a través de tejidos en los que artistas de primera línea han plasmado movimientos artísticos como el fauvismo, cubismo, abstracción, surrealismo y pop art.

Un total de 113 textiles, entre telas y vestidos, así como material documental, todos ellos muy vistosos y coloridos, se disponen sobre paredes negras que resaltan los dibujos y también cautivan al visitante y lo trasladan a un mundo más íntimo, el de los tejidos del hogar, algunos de ellos con forma de arte popular en la Gran Bretaña, los Estados Unidos y la Europa del siglo XX.

Desde la primera década del siglo pasado con diseños de los artistas de los Omega Workshops de Bloomsbury —Duncan Grant, Raoul Dufy, Sonia Delaunay o Ben Nicholson—, la muestra recoge el ejemplo del pintor fauvista Raoul Dufy, el primero que se dedicó con éxito a la producción de diseños en tela, con más de 3.000 diseños textiles a lo largo de su carrera; y, tras la guerra, John Piper, Salvador Dalí, Ben Nicholson y Saul Steinberg participaron en un movimiento que aspiraba a crear “una obra de arte en todos los hogares”.

De hecho, estos tejidos artísticos se transformaron en prendas comerciales, entre ellas un vestido de Joan Miró o una corbata de Salvador Dalí; ya en los 60, Picasso permitía que sus pinturas se imprimiesen en casi cualquier tejido, salvo tapicerías: "el sofá era una línea que no estaba dispuesto a traspasar: uno puede apoyarse en un Picasso, pero no sentarse en él”, resaltan los comisarios Geoff Rayner y Richard Chamberlain.

Fernand Léger, Barbara Hepworth, Andy Warhol y Alexander Calder son otros de los artistas cuyas obras sobre tejidos enmarcan esta exposición, que cuenta además con una selección especial de piezas de diseñadores del siglo XXI, como telas de Howard Hodgkin para Designers Guild, textil diseñado por Zandra Rhodes para Valentino y textil-vestimenta y film de Sterling Ruby.

Un tapiz de gran formato de Damien Hirst para Heni Editions y un pañuelo en colaboración con Alexander McQueen, cedidos por los propios artistas, integran la muestra producida por el museo británico, fundado por la propia Zandra Rhodes en 2003 y actualmente parte del Newham College of Further Education.

“Esta exposición muestra una faceta poco conocida de algunos de los artistas más destacados del siglo XX, su labor en el ámbito del textil y la influencia que las ideas de estos creadores han tenido en esta industria”, ha subrayado la directora de la Fundación Barrié.