EFELondres

El grupo de pop The 1975 se alzó como el gran ganador de la noche al llevarse los Brit a mejor álbum y mejor grupo británico en la 39 edición de los premios de la música británica celebrados este miércoles en Londres.

Bajo el techo del 02 Arena de la capital británica, The 1975 y su "A Brief Inquiry Into Online Relationships" se posicionaron como grandes triunfadores de la noche, seguidos de cerca por Jorja Smith, que se hizo con el galardón a mejor artista británica y George Ezra, que ganó el de mejor artista británico.

La gala arrancó con la espectacular actuación de Hugh Jackman, quien desplegó su número "The Greatest Showman" en una interpretación acompañada por un nutrido número de bailarines y contorsionistas.

Juegos de fuego, confeti y la sobria actuación de Jackman precedieron a la aparición del presentador de la noche, el comediante británico Jack Whitehall, quien de primeras comenzó bromeando sobre George Ezra, y continuó con su lista de chistes dirigidos a los protagonistas de la noche.

Whitehall, un habitual de estas ceremonias, rápidamente dio paso al primer galardón de la noche, el correspondiente al mejor artista británico.

Daniel Sturridge, delantero del Liverpool, dio la nota futbolera de la noche al entregarlo, emulando a Harry Kane, del Tottenham, que ya dio un premio el año pasado.

El afortunado en llevarse la preciada figura fue Ezra, superando a Sam Smith, otro de los favoritos a levantarlos.

Ataviado con una sencilla camisa, Ezra aseguró considerarse "muy afortunado" y explicó que este premio es "la guinda del pastel", instantes antes de subirse al escenario a interpretar su "Shotgun" del exitoso "Staying at Tamara".

La siguiente afortunada fue Jorja Smith, con el premio a mejor artista británica. Smith, casi entre lágrimas, dedicó el premio "a todas las mujeres que son ellas mismas y aman lo que hacen".

Casi a contrarreloj transcurrió una ceremonia que vio cómo The 1975 se coronó como mejor grupo británico por encima de Arctic Monkeys y Gorillaz y cómo Little Mix puso un poco de "hip hop" sobre el ambiente del casi abarrotado O2 Arena de Londres con su "Women like Me".

Mientras el hilarante Whitehall repartía para todos, acordándose incluso del accidente de tráfico del duque de Edimburgo, Tom Walker fue nombrado artista revelación del año.

"Oh, dios mío, gracias a todo el que escucha mi música. Es un absoluto honor y un privilegio. Os amo", exclamó exultante sobre el escenario, al que poco después conquistó Jorja Smith, envuelta en un halo intimista de oscuridad solo iluminada por su delicada voz.

En apenas cinco minutos, los Brit despacharon, a través de un vídeo, ya que ninguno de los ganadores acudió a la gala, los premios a mejor artista internacional, que recayó en Drake, mejor artista internacional femenino, para Ariana Grande, y mejor grupo internacional, para The Carters.

Ed Sheeran, uno de los protagonistas en la pasada edición, también tuvo su hueco en la ceremonia y se llevó el Brit al éxito global, apoyado en su álbum 'Divide'.

Con esos ánimos de aprovechar el tiempo lo máximo posible, Rag 'n' Bone, Sam Smith y Dua Lipa, ayudados por un Calvin Harris que se hizo con el Brit a mejor productor, tocaron de seguido, sin parón, antes de que Little Mix se coronase con el Brit a mejor videoclip del año con "Women like Me".

La nota de color de la noche la dio el actor Jared Leto, quien apareció en escena con unas botas rojas con tacón, americana sin camisa ni camiseta y un aparatoso collar para presentar el Brit a mejor álbum británico.

El premio más importante de la noche recayó en The 1975, con su "A Brief Inquiry Into Online Relationships", su tercer trabajo.

Matthew Healy tuvo los honores de recoger la estatuilla y le dedicó el premio a "todo el mundo", pero especialmente a su novia por dejarle "escribir todo esto".

Los británicos se cambiaron rápidamente y mostraron su "Sincerity is Scary", mientras Healy bailaba sobre una cinta transportadora para dotar de algo de pop a la ceremonia, engullida prácticamente por el "hip hop" y el "R&B".

Además, Calvin Harris y Dua Lipa se hicieron con el Brit a mejor sencillo por su "One Kiss", mientras que P!NK cerró la noche con el premio a la aportación excepcional a la música y tocando para todo el O2 su "Just Give Me a Reason", acompañado de Dan, vocalista del grupo Bastille. EFE

Manuel Sánchez Gómez