EFESilvia García Herráez Madrid

La vida de Dafne es un desastre, aunque no mayor que la de sus amigos. Su novio le acaba de dejar, su trabajo es una mierda y, encima, acaba de darse cuenta de que está enamorada de su mejor amigo. Y él tiene novia. Es el punto de partida de "Todo lo otro", serie española que llega mañana a HBO Max.

Compuesta por ocho episodios de 30 minutos, la serie es una dramedia creada, escrita, dirigida y protagonizada por Abril Zamora (Dafne) -quien también ha sido guionista de series exitosas como "Señoras del (h)AMPA" o "Élite"-, quien confiesa a EFE que "nunca" tuvo la intención de hacer una serie generacional ni biográfica, pero que resulta "inevitable" que se hagan comparaciones.

Para la cineasta, este es el proyecto "más personal" al que se ha enfrentado nunca, y ella misma lo define como "una mezcla de realidad y ficción que muestra nuestra realidad".

"Hablo de gente de 30 que está amargada pero también se ríen de sí mismos -dice la directora-. Es fácil empatizar con estas historias por la sensación de frustración que está viviendo ahora mismo una generación, de no sólo me está yendo mal, sino que me siento peor conmigo misma y no sabes cómo salir de ahí, no nos sentimos realizados", afirma Zamora, quien apostilla que la "felicidad es algo efímero en nuestra generación".

La serie se titula de esta manera porque "Todo lo otro" son todas esas pequeñas frustraciones y problemas de tu día a día que hacen que "se te atraganten", es decir, problemas de amor, de sexo, de dinero y aparte están esos pequeños "desastres diarios que hacen que no puedas seguir avanzando".

Uno de los puntos que hacen que la serie coja fuerza es el recurso de la voz en off, guiada por Alberto Casado, que busca las situaciones más cómicas, echando por tierra sin miramientos a los personajes como ese Pepito Grillo que dice lo mal que haces las cosas.

Una de las curiosidades del proyecto es que los propios actores que hacen de amigos en la serie, Juan Blanco (César), María Maroto (Eva) y David Matarín (Yerai) son de verdad sus amigos. "Es fácil trabajar con ellos, me he sentido súper arropada todo el rato y me hace ilusión que los valoren, me gustaría que a ellos les saliese trabajo después", explica.

Opinión que comparten sus propios amigos, quienes elogian a la directora y actriz: "Abril es una maravilla, por lo que el rodaje también ha sido una maravilla, con mucha facilidad, sin presión y lo hemos disfrutado todos", declara Blanco. Por su parte, Matarín, quien ya ha trabajado en proyectos con Zamora, está "deseando" que su amiga le vuelva a enviar nuevos textos: "Yo le exijo todo el rato, le digo 'venga dame más, que esto ya se ha acabado”, apunta entre risas.

Zamora confiesa que para haber sido la creadora, escritora, directora y protagonista no se le ha hecho cuesta arriba el trabajo, más bien al contrario, lo ha disfrutado, sobre todo porque se ha sentido "muy segura" al trabajar con gente que conoce: "Yo soy una directora muy pesada, me gusta controlar todo lo que pasa, voy a vestuario, maquillaje... Lo disfruto y me gusta", cuenta.

La ficción española es la primera en aterrizar en HBO Max -la continuación de lo que hasta ahora era HBO, pero con un catálogo más ambicioso- algo que no asusta a los protagonistas de este drama que solo esperan que guste la temporada para poder rodar una segunda. "Ojalá lo pete la serie para poder hacer otra entrega nueva, nos encantaría", afirma Blanco entre risas. EFE

1011956

Sgh/cg

(foto) (video)