EFEVillacarrillo (Jaén)

El rejoneador Leonardo Hernández, y los diestros Manuel Escribano y Alberto Lamelas cortaron dos orejas cada uno y salieron a hombros al término del festejo celebrado hoy en Villacarrillo (Jaén) con motivo de sus fiestas en honor al Cristo de la Vera Cruz y Virgen del Rosario.

Intensa jornada taurina la vivida en Villacarrillo, por la mañana se celebró el tradicional encierro con los toros de Cebada Gago recorriendo las calles con una gran multitud de personas, en un recorrido limpio y espectacular que se desarrolló sin incidencias.

Por la tarde, la corrida de toros mixta programada, abriendo la tarde el rejoneador extremeño Leonardo Hernández. Lució una espectacular cuadra, estando por encima de su lote de toros. Con su primero, destacó en el tercio de banderillas, colocando varios pares al quiebro y las cortas en la suerte del violín. Perdió los trofeos por su mal uso con el rejón de muerte.

Con el cuarto realizó una espléndida labor que fue premiada con las dos orejas tras formar un alboroto templando de costado y clavando excelentes pares. Mató de rejonazo fulminante asegurando la puerta grande.

El primero de los toreros a pie fue el sevillano Manuel Escribano, que no tuvo una tarde fácil, pues sus toros le presentaron dificultades que solventó tirando de oficio y técnica.

Su primero recibió un fuerte puyazo que luego acusó durante la faena de muleta. El lucimiento fue más bien escaso. Con el quinto de la tarde, toro que se dejó, se lució Escribano en una faena basada al natural, cortando las dos orejas tras una gran estocada de la que salió prendido de fea manera aunque sin consecuencias.

Otro tanto le ocurrió a Alberto Lamelas, que tampoco su lote de toros le dio demasiadas opciones. Su primero se movió hasta que le faltaron las fuerzas, defendiéndose y sacando dificultades.

El jienense aprovecho sus primeras embestidas para lucirse con el capote y varias tandas sobre la diestra, perdiendo los trofeos por sus fallos con el descabello.

Con el último, Lamelas se la jugó con un toro de escasas opciones de triunfo. Con quietud y valor a espuertas logró extraer series por ambos lados de un mérito indecible.

FICHA DEL FESTEJO.- Toros de Cebada Gago, de excelente presentación, con trapío y astifinos. Al cuarto toro se le dio la vuelta al ruedo.

El rejoneador Leonardo Hernández, ovación y dos orejas.

Manuel Escribano, silencio y dos orejas.

Alberto Lamelas, silencio tras aviso y dos orejas.

La plaza registró dos tercios de entrada en tarde fresca.