EFETúnez

La Ciudad de la Cultura, considerado uno de los proyectos faraónicos del antiguo régimen tunecino de Zin el Abidín Ben Ali y lanzado en 1992, fue inaugurada hoy como uno de los mayores complejos culturales del Magreb, pero también uno de los más costosos.

Tras veintiséis años de construcción, entre retrasos e interrupciones, y objeto de numerosas críticas por la mala gestión del dinero público, el coste de la obra asciende a 125 millones de dinares (42 millones de euros) y en ella han trabajado cerca de mil operarios.

Mohamed Hedi Jouini, director general de gestión de la Ciudad de la Cultura, destacó que uno de los principales obstáculos se produjo durante la revolución de 2011, que detuvo las obras cinco años, e insistió en ver el lado positivo, pues "finalmente fue construido en tan sólo dos años".

"Durante un tiempo, este proyecto fue considerado el cementerio de la cultura, pero hoy es el sueño de todos los tunecinos: tener una Ciudad de la Cultura en pleno centro de la capital", indicó.

Destacó que su singularidad va más allá de las fronteras tunecinas: "No es sólo un espacio nacional, sino también magrebí, africano e internacional".

A la ceremonia de inauguración, que contó con la presencia del presidente tunecino, Béji Caid Essembi, asistieron numerosos artistas de la escena nacional e internacional del cine y de la música, como la actriz italo-tunecina Claudia Cardinale, invitada de honor y uno de los iconos del séptimo arte en los años 70.

Situado en la avenida Mohamed V, en pleno corazón de la ciudad, este megaproyecto ocupa cerca de 9 hectáreas y acoge un museo de arte contemporáneo, tres salas de teatro, una de ópera con aforo para 1.800 personas, una filmoteca, un centro del libro y estudios de producción audiovisual.

Con una arquitectura singular, que combina el arte islámico y un estilo ultramoderno, la gran torre en forma de esfera acristalada a 65 metros de altura ofrece una vista panorámica de la metrópoli.

La Ciudad de la Cultura busca ofrecer un pionero programa multidisciplinar que reúna todas las artes con eventos como el primer festival internacional de teatro monodrama, el primer fórum de novela árabe o la primera edición de las Jornadas Poéticas de Cartago.