EFEParís

Un singular busto de hierro fundido realizado por Alberto Giacometti en 1961 fue vendido este jueves en París por 1,8 millones de euros (2 millones de dólares), según indicó a EFE la casa de subastas Sotheby's, que adjudicó además un lienzo de Pierre Soulages por 3,78 millones de euros (4,2 millones de dólares).

Se trata de una singular escultura que perteneció en primer lugar al galerista Pierre Matisse, hijo del pintor Henri Matisse, quien representó a Giacometti en Estados Unidos desde los años 30, organizando la primera exposición personal dedicada a él en la posguerra.

La casa de subastas aclara que la obra data de un momento "crucial" en la carrera de Giacometti, ya que fue realizada un año después de una de sus piezas más famosas, "El hombre que camina", instalada en la Fundación Maeght.

En 1962, Giacometti recibió el gran premio de escultura en la Bienal de Venecia, lo que hizo de él una celebridad internacional.

Es la primera vez que esta obra se ponía en el mercado, precisa Sotheby's, que había estimado el precio inicial de la obra entre 1,5 y 2 millones de euros (entre 1,7 y 2,2 millones de dólares).

En esta misma venta se incluían una decena de obras procedentes de una importante colección privada europea, entre ellas una pintura del francés Soulages, que este mes cumplirá 102 años, fechada en 1959 y que fue vendida por 3,78 millones de euros.

En paralelo, dos lienzos del francochino Zao Wou-Ki superaron los 5 millones de euros (5,6 millones de dólares) y una escultura del estadounidense Alexander Calder se vendió por 423.900 euros (480.000 dólares).