EFEBarcelona

La antropóloga Alba Barbé es la directora de un documental que descubre el "pequeño refugio para el anonimato en Barcelona" que representa EnFemme, un club secreto de "cross-dressers", es decir, de hombres que se visten de mujer, y que, según Barbé, es como "un armario de 120 metros cuadrados".

El documental, que emitirá el programa Sense ficció de TV3 el 23 de octubre a las 21.55 horas, "propone una nueva visión de las fronteras de género", ha explicado hoy su autora en la presentación de la cinta, y alza la voz para decir que "no todas las vidas son sostenibles en las dinámicas de dualidad de género" que dominan el mundo.

Así lo ha considerado también una de las protagonistas del relato, Judith Juanhuix, quien ha sentenciado que "el género está reventando por todas sus costuras: cada vez más se percibe como una cárcel de roles y de identidades y hay unas ganas tremendas de trascender los roles y las identidades típicas".

Juanhuix ha reivindicado que EnFemme es "pionera en su forma de interpretar el género", ya que este club permite que "el género se convierta en una categoría fluida en el tiempo", en el que "personas pasan de hombres a mujeres en una nueva interpretación del concepto hombre y del concepto mujer".

Una protagonista destacada de este documental es Sandra Fernández, quien ha relatado como gracias a EnFemme ha conseguido "encontrarse" y poder decir, al mirarse en el espejo: "Por fin sé quién soy".

Sandra ha explicado qué hacía antes de mostrarse públicamente con ropa de mujer: recorría el paseo de Gràcia a altas horas de la madrugada, travestida, porque sabía que nadie la reconocería; compraba ropa para mujeres de su familia y sentía vergüenza de ir al probador a ver cómo le quedaba, por lo que se la ponía a escondidas en casa; o conducía de noche hasta un polígono para ponerse tacones y andar sin ojos que la vigilaran.

"Pero de golpe descubres que todos estos secretos que tenías tienen que salir, porque la gente que está a tu alrededor no te conoce. He vivido 40 años como A y no he sido feliz. Pues probé como B", ha afirmado.

Así, ha defendido que, al final, "da igual si pierdes familia, trabajo, si lo pierdes todo: al menos serás tú".

Barbé ha señalado que este largometraje muestra cómo las protagonistas pasan "de una forma del 'yo' a una forma del 'nosotros'", ya que de sentirse aisladas, ven que hay otras personas que quieren vivir como ellas.

Ha reivindicado, asimismo, que "abre la puerta a comprender toda la cantidad de matices que existen cuando te escapas del binarismo de género".

Según Barbé, EnFemme permite que el género sea "un ir y venir constante", y el hecho de que el club, que funciona desde hace 11 años, se haya mantenido secreto "ha sido un elemento empoderador y de reciprocidad entre personas que viven lo mismo".

En la presentación del documental también han participado la directora del programa Sense Ficció, Montse Armengou, y la directora general de Igualdad de la Generalitat, Mireia Mata.

Mata ha celebrado la emisión del documental porque "alguien, aunque solo sea una persona, descubrirá que hay más gente como ella", lo que de por sí "ya habrá hecho que (este trabajo) valga la pena".

La cinta, ha añadido, "reivindica unos derechos que no son solo los de un colectivo, sino que son los derechos humanos de todos nosotros".