EFEValladolid

El documental "La naranja prohibida", presentado este domingo en la 66ª Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), recuerda cómo fue el de la película de Stanley Kubrick "La naranja mecánica" en este mismo festival pero hace 50 años, días antes de la muerte del dictador Francisco Franco.

Su autor, Pedro González Bermúdez, utiliza en el documental la voz en off del protagonista de filme original, el actor Malcolm McDowell, que encarnó al maléfico Alex DeLarge en la película de Kubrick, que tardó cuatro años en verse en España debido a la censura del régimen franquista.

Con motivo del 50 aniversario del filme (1971-2021), González Bermúdez (Madrid, 1975) ha relatado el polémico estreno en España de una de las cintas de Kubrick más reconocidas, durante el festival de Valladolid celebrado en 1975 con Carmelo Romero en la dirección.

Romero recuerda los problemas que tuvo que sortear para estrenar en Valladolid "La naranja mecánica": la negativa inicial de Kubrick por considerarse un festival religioso, la carta que le envió para convencerlo con un argumento que luego incumplió y una amenaza de bomba durante la proyección en el Teatro Carrión.

"La gente quedó impresionada, apreció la brillantez en la dirección de Kubrick", detalla en la cinta Romero, quien cree que en toda obra artística "la necesidad de la libertad del creador es fundamental".

El documental es "brillante" porque va más allá de la película de Kubrick y "forma parte de la historia" de Valladolid y de España, ha afirmado durante una rueda de prensa McDowell, quien no conocía el contexto histórico español debido a la censura durante la dictadura, ha explicado.

McDowell se ha referido a la "violencia psicológica" de la película original, en un contexto en el que se veía por la televisión la guerra de Vietnam, "ardían pueblos, quemaban familias" y por entonces se sentían como "anestesiados" ante la violencia, un contexto que recoge "La naranja mecánica" desde "la libertad de elección del ser humano".

Ha detallado que no se considera un actor de método y por tanto no convive con el personaje de Álex, aunque ha reconocido que al ver la película se nota que le cae bien y que disfrutó con su interpretación.

"La llamada de Kubrick es el sueño de cualquier actor", ha confesado McDowell, quien recibió como un regalo que Kubrick le permitiera desarrollar el papel de Álex DeLarge, un reto que, a pesar de tener 25 años, le supuso "una montaña rusa de emociones".

El director del documental conmemorativo ha recordado que, cuando le propusieron realizar la cinta, buscó la forma de unirlo con España, y finalmente lo hiló con Valladolid y su polémico estreno dentro de la Seminci.

En "La naranja prohibida" aparecen testimonios de asistentes a la proyección en el festival de 1975 y voces de la actual escena vallisoletana como las del escritor Gustavo Martín Garzo, quien recuerda que en su primera visión le pareció una película "perturbadora" que fue censurada en España por la "oscuridad" del franquismo.

El director de cine Vicente Molina Foix, traductor del los diálogos en la versión española, rememora el "aroma de escándalo" de un filme que a día de hoy quizá no se recibiría igual: "no se quita la injusticia quitando el reflejo de algo injusto", ha apuntado respecto a la censura.