EFESan Sebastián

El Festival de San Sebastián vivió el pasado año una edición marcada por las distancias. Aunque la de 2021 mantendrá las medidas anticovid, la situación no es la misma y así quedará reflejado en su inauguración del próximo viernes, "más alegre" porque se está más cerca de los reencuentros y los abrazos.

Con esta filosofía, el equipo creativo de 2020 repite para encargarse de las galas de una 69 edición que seguirá sin llegar a las cifras precovid, pero sí a entre un 75 u 80 % de lo que era habitual, según ha dicho este miércoles el director del Zinemaldia, José Luis Rebordinos, en rueda de prensa.

El certamen donostiarra también espera llegar al 75 % en el número de acreditados. La incertidumbre pesa hasta cuando hay visitas ya cerradas, como la del actor británico Jason Isaacs, que se ha caído de la lista, a pesar de que esos abandonos parece que se irán compensado con nuevas incorporaciones, de personas que continúan intentado acudir a San Sebastián.

La actriz y directora Noémie Merlant y el cineasta Xavier Giannoli tampoco podrán viajar finalmente pero, en cambio, Antonio Banderas y la actriz belga Cécile de France son de los últimos en sumarse a las asistencias de la jornada inaugural del Festival.

Otros nombres de la 69 edición confirmados previamente son Javier Bardem, Jessica Chastain, Penélope Cruz, Emmanuelle Devos, Dolores Fonzi, Charlotte Gainsbourg, Louis Garrel, Vincent Lindon, T'Nia Miller y Simon Rex, además de Marion Cotillard y Johnny Depp, los dos premios Donostia 2021, y del escritor Emmanuel Carrère, que presenta en Perlak su segunda ficción como director.

Sean Baker, Laurent Cantet, Lucile Hadzihalilovic, Ryusuke Hamaguchi, Radu Jude, Kira Kovalenko, Joachim Lafosse, Gaspar Noé, Todd Haynes, Céline Sciamma, Claire Simon y Paolo Sorrentino se encuentran entre los directores que estarán en una alfombra roja de nuevo sin público que asimismo pisarán la ganadora de la Palma de Oro de Cannes, Julia Ducournau; la vencedora de Venecia, Audrey Diwan, quien estará en el jurado oficial, presidido por la autora de la última la Concha de Oro, la georgiana Dea Kulumbegashvili.

Repordinos ha comparecido ante los medios acompañado por el bailarín Jon Maya, alma de la compañía Kukai y director de las galas, el escritor Harkaitz Cano y Ane García, que ejercen de guionistas, y Luis Mari Moreno Urretavizcaya "Pirata", responsable musical de estas ceremonias.

Para Rebordinos, y "sin hacer de menos a otros", la anterior apertura fue la "más ágil y más bonita" de las celebradas durante los diez años que lleva al frente del certamen donostiarra. "Fue muy hermosa artísticamente hablando", ha dicho, tras destacar además la dirigida por el cineasta Borja Cobeaga, que "en plan destroyer" eligió como blanco de su bromas al Festival y a la propia ciudad.

Elena Irureta, Asier Etxeandia, Anne Igartiburu y Cayetana Guillén Cuervo se encargarán de conducir la gala de apertura, en la que se hablará de los abrazos que ha privado la pandemia y en la que habrá más de una sorpresa.

Abundarán las piezas coreográficas, interpretadas por los bailarines de Kukai, y las actuaciones musicales de la banda Zea Mays, acompañada por Rozalén, y del propio Etxeandia, entre otros intérpretes.

"Dicen que el aplauso fue una evolución o un sustituto del abrazo. Aplaudimos porque no hay manera de abrazar a quien está a distancia. Aplaudimos a quien desearíamos abrazar. Nos gustaría que la gala inaugural, y cada película del Festival, contribuyesen a achicar la distancia hacia ese anhelado abrazo que no acaba de llegar", ha destacado Harkaitz Cano.

Tras la ceremonia del viernes, se proyectará el primer filme a concurso de la Sección Oficial, "Un segundo", del realizador chino Zhang Yimou, pero antes se podrá ver "Rosa rosae. La Guerra Civil", cortometraje de Carlos Saura, cuya presencia en el escenario Rebordinos desea que se convierta en "un gran homenaje a un grande".

"Esperamos recibirle como se merece", ha señalado por su parte Jon Maya sobre el casi nonagenario director español "que tanto ha hecho uniendo el cine y la danza".

En esta gala, en la que Cotillard recibirá el Premio Donostia de manos de Rebordinos, también se rendirá homenaje a dos figuras "estrechamente" vinculadas al Festival y fallecidas en el último año: a Luis Gasca, que fue director del certamen a finales de los años 70 y principios de los 80, y al cineasta francés Bertrand Tavernier.

Este año, además, se recuperará la entrega del Gran Premio Fipresci, concedido a "Nomadland", de Chloé Zhao, y que recogerá un representante de la distribuidora de la película en España, y se reconocerán las tres décadas que lleva en antena el programa de TVE Días de Cine.