EFEValencia

El festival de arte Intramurs ha presentado esta mañana 'Ejercicios para crecer', una obra de la artista holandesa Monique Bastiaans que "planta" un campo de cebada en la Plaza de la Virgen como ofrenda a la cultura y a la ciudad de Valencia.

Es la primera vez en setenta años que, para una obra de carácter urbano que reclama nuevos usos de espacio público, se ha permitido el uso de la Plaza de la Virgen para fines artísticos no relacionados con el culto cristiano.

'Ejercicios para crecer' demuestra el valor de lo manual y lo artesano por medio de más de 4.000 cañas distribuidas en 500 metros cuadrados inspirados en la arquitectura de la Alhambra de Granada y en el arte islámico en el que los motivos vegetales eran predominantes, según ha informado Intramurs en un comunicado.

La artista holandesa, afincada en Valencia, ha explicado su intención de dar a conocer el arte contemporáneo y abrir la mente hacia una obra que parte del pasado árabe, que Valencia, entre otras cosas, encuentra en las acequias.

Asimismo, ha añadido que su descubrimiento de la experiencia ha sido una plaza que "cambia totalmente porque en vez de poner algo y hacerse más pequeña, se ha hecho más grande y misteriosa".

El cónsul de Holanda en Valencia y Castellón, Eric Nolte, ha declarado que Intramurs es una "llave" para el futuro de muchos proyectos de espacios libres en Valencia, "especialmente buena" por su clima y el "lujo" de espacios de presenta.

La obra, una de las intervenciones más especiales de Intramurs, festival Por el arte en Valencia, construye un laberinto con zonas de paseo, descanso y convivencia que quiere fomentar la participación directa de vecinos y turistas en "defensa de la colectividad frente al individualismo imperante".

En esa misma línea de proceso creativo y artesano que reivindica la artista, el público ha podido realizar con sus propias manos la espiga del junco con arcilla.

Carlos Lafuente, responsable de Alhambra Especial, empresa patrocinadora de este evento, ha asegurado que la artista ha sabido "partir de la esencia de la marca Alhambra y desde la celosía interpretarla en una obra, que está inspirada en una puerta de un patio de la Alhambra de Granada como símbolo de la propia marca de cerveza".

La obra, que se enmarca en los objetivos de la segunda edición del festival Intramurs para revitalizar un barrio a través de propuestas culturales, gratuitas y para todos los públicos, estará expuesta hasta el próximo 8 de noviembre.