EFEBarcelona

Una exposición itinerante organizada por La Caixa ilustra el pensamiento creativo de Leonardo da Vinci, en el quinto centenario de su muerte.

La directora general de la Fundación la Caixa, Elisa Durán, ha explicado este lunes en Cosmocaixa que "el objetivo de esta muestra itinerante es mostrar el método de trabajo de Leonardo que lo convierte en un genio y además poder seguir su lógica desde la observación a la experimentación".

Para Durán, la exposición se pregunta sobre qué nos ofrece el pensamiento de Leonardo a los ciudadanos de la actualidad y "trata de implementar su metodología en el aprendizaje de nuestros escolares del siglo XXI".

La exposición, que se ha organizado en los dos últimos años en colaboración con el Château du Clos Lucé-Parque Leonardo da Vinci -donde el genio renacentista pasó sus últimos años- combina el espectáculo audiovisual, la exhibición en la calle de maquetas a escala real, juegos y la realidad aumentada, para conectar la mente del creador italiano con nuestra vida cotidiana.

El asesor científico de la muestra, el historiador francés Pascal Brioist, ha dicho que "la mente de Leonardo es medieval, crea y se inspira en máquinas medievales, pero lo original es su método, que se basa en la curiosidad universal, se inspira en todas las artes y las ciencias y en una observación muy fina de todo su alrededor".

Paradójicamente, añade Brioist, "aunque su mente es muy analógica, no deja de ser medieval; la lección que nos ha dejado es la de la experimentación, la de la prueba/error, que es la base de la ciencia moderna".

En el interior de la exposición, los visitantes pueden profundizar en el pensamiento de Leonardo a través de un proyección audiovisual, que les da la bienvenida antes de invitarles a participar en siete juegos interactivos analógicos y digitales, con los que pueden jugar para comprender, experimentar para crear y descubrir.

La exposición, que se puede visitar excepcionalmente hoy y mañana martes en Cosmocaixa, iniciará su itinerancia el próximo día 24 de abril en Málaga y proseguirá en meses sucesivos en Valladolid, Cartagena y otras ciudades españolas en las que no haya un Caixaforum.