EFEMadrid

Mucho han cambiado las cosas en los ánimos y confianza de los artistas españoles a la hora de postularse a representar a España en el Festival Europeo de la Canción. Bien lo sabe la banda Varry Brava, que en 2017 lamentaba a Efe: "Algunos países se hacen respetar en Eurovisión, España no".

"Uno se hace respetar cuando es transparente, claro y sincero, cuando va de cara. Cuando no hay segundas intenciones o intereses paralelos, cuando el asunto es de todos. Esta forma de actuar ahora de Televisión Española, aunque haya cosas que mejorar, es un primer paso", subraya el grupo cinco años después y a solo unos días de jugarse la candidatura nacional a través de Benidorm Fest.

Aquel 2017 fue la edición de Manel Navarro, cuya elección estuvo salpicada de acusaciones de "tongo". Sin ir más lejos, la banda Detergente Líquido consideró que el proceso fue "un laberinto creado por RTVE para que finalmente salga el candidato que quieren desde el principio" y protestaban porque se enviaran desde hacía años "verdaderos despropósitos que no aportan nada ni reflejan la escena musical del país".

En una línea similar, Varry Brava se decantaba por el estilo de viejos aspirantes como La Casa Azul. "Si ese fuera el camino, Eurovisión sería un sitio genial, pero no a través de un concurso de mierda", afirmaban entonces al ser encuestados por Efe sobre un posible cambio de modelo en la elección.

"El mayor valor del Benidorm Fest es que dé cobertura a una realidad musical que, aunque no suene en las radios comerciales, existe y llena salas, con agendas de 50 conciertos al año", celebra tras el cambio este trío forjado entre Murcia y Orihuela (Alicante).

Ahora solo piden que todo esto "no se quede en una intención, sino que tenga recorrido independientemente de lo que pase en Eurovisión, aunque se quede de nuevo en el puesto 22".

"Al escuchar las 14 canciones de este año, sentimos que todo eso que nos habían contado de una selección abierta y de calidad era cierto", destacan, antes de pedir que el año que viene sean "20 o 25 los artistas" y así figuren otros estilos como "heavy, rock o electrónica".

"AL HACER 'RAFFAELLA' YA GANAMOS".

Varry Brava eran la eterna apuesta de muchos compañeros de la música alternativa para el festival. "Somos la excusa del indie, están esperando a ver qué hacemos para luego apuntarse todos, y eso se llama vanguardia... ¡e inconsciencia!", bromean Óscar Ferrer, Aarön Sáez y Vicente Illescas.

"Presentarse a Eurovisión es ser atrevido, que es lo que venimos defendiendo desde que somos una banda. A través de los eurofans estamos conociendo más el concurso y nos gusta mucho esa manera desprejuiciada de ver la música, de criticarla y de amarla a la vez, que tiene mucho que ver con nosotros", subraya este grupo que en 2020 lanzó su quinto LP, "Hortera".

Confiesan que llevaban tiempo acariciando la idea de presentarse, pero que no sabían "qué puertas tocar", hasta que surgió el proyecto de Benidorm Fest. "Llamamos nosotros", reconoce el trío, que ya en julio empezó a preparar su propuesta, antes siquiera de recibir el "sí" de RTVE.

En este tema no rindieron tributo a Mina (cuya canción "Brava" inspiró parte de su nombre artístico), sino a otra figura clave de la música italiana que había fallecido justamente en esas fechas y que habría sido la elección natural para presentar Eurovisión en Turín el próximo 14 de mayo: Raffaella Carrá.

"Es un referente por todo lo que significa, porque fue rompedora por su feminismo y nos identificamos con ella en su manera desprejuiciada de ver la música, también en su faceta televisiva de show-woman", explican.

En paralelo, quisieron hacer un homenaje a los autores de la música española que más les gustan, "clásicos de la canción melódica mediterránea", y así empezaron a soltar melodías que resultaron en la canción con la que competirán en Benidorm Fest.

"Al hacer 'Raffaella' ya ganamos, porque nos representa como ningún tema en toda la historia de la banda y refleja cómo hemos aprendido a hacer canciones en estos años", celebra el grupo, "muy contento" de que además vaya a ser "la que más se va a exponer al público" por el maremoto promocional que implica Eurovisión.

Quienes se acerquen al concierto que ofrecerán mañana sábado en la sala La Riviera de Madrid, como parte de Inverfest, podrán escuchar por primera vez cómo suena en directo antes de la semifinal de Benidorm Fest en la que participarán, la del 26 de enero. Y quienes se queden con ganas de más, podrán verles en La (2)d'Apolo de Barcelona el próximo 5 de febrero.

Javier Herrero