EFEMadrid

La actriz Victoria Abril, Premio Feroz de Honor 2021, ha puesto hoy contra las cuerdas a la organización de estos galardones, al clamar contra las vacunas anticovid y la gestión de la pandemia.

"Esto no es covid, es un coronacirco", ha señalado la actriz, sin mascarilla y despreocupada por ser tomada como "negacionista, en una rueda de prensa en Alcobendas (Madrid).

"Somos cobayas, las vacunas son experimentos sin probar que nos meten rápido y desde que nos vacunan hay más casos positivos", ha dicho.

El motivo de la rueda de prensa era la concesión del Feroz de Honor por parte de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE) en reconocimiento a su trayectoria, especialmente activa en los años 80 y 90 y marcada por su trabajo con directores como Vicente Aranda o Pedro Almodóvar.

Pero antes incluso de empezar, mientras posaba para las cámaras, el covid tomó el protagonismo: "El pelo no me lo corto hasta que me devuelvan las libertades", ha afirmado luciendo una larga melena.

Y ha añadido: "El miedo te impide vivir, peor que perder la vida es perder la razón de vivir, basta ya".

En una entrevista posterior con Efe, la protagonista de "Kika", de Almodóvar, se reafirmó en sus polémicas declaraciones: "Si ves la tele y no sales te crees que la gente está muriendo por las calles, pero la gente está muriendo como cada año, el año 2020 no ha tenido más muertos que el 19, ¿donde está la pandemia?", se ha preguntado.

"Todo esto es para confinarnos y alienar nuestros derechos y libertades fundamentales y convertirnos en esclavos y en cobayas", ha insistido, "y para que Amazon gane en dos meses de epidemia todo el dinero que nos ha dado la UE para pasarla".

Los organizadores de los Premios Feroz se han desmarcado de estas declaraciones de Abril y han garantizado el estricto cumplimiento del protocolo sanitario en la ceremonia de entrega que se celebrará el 2 de marzo en el Teatro Coliseum de Madrid.

"Como presidenta de los Premios Feroz. debo dejar claro que no compartimos en absoluto la opinión de Victoria Abril sobre la covid-19; seguimos trabajando por unos #Feroz2021 y una cultura segura", ha señalado en un tuit la presidenta de la AICE, María Guerra.

El comité organizador ha enviado, además, un comunicado en el que garantiza que la gala del martes "cumplirá escrupulosamente con el protocolo de seguridad sanitaria vigente y la organización exigirá también a todos los asistentes su estricto cumplimiento".

Las redes sociales han ardido con comentarios críticos con las declaraciones de la actriz madrileña, con calificativos desde "disparate" a "el peor papel de su vida" y suscitando el debate acerca de si es conveniente darle un premio honorífico.

Muchos la han comparado con Miguel Bosé, cuyos comentarios en redes sociales dentro de la corriente negacionista del coronavirus generaron múltiples polémicas el verano pasado.

Victoria Abril ha regresado a España desde Francia, donde reside desde hace varias décadas, con motivo de la concesión de este premio, después de un año de "confinamiento, de soledad y de depresión", según ha dicho a Efe.

Habitualmente reacia a aceptar premios ha asegurado que este lo ha agarrado como "un salvavidas" para poder regresar a España, donde tiene pensado instalarse -en Málaga, en concreto- hasta que la situación mejore, en vista de que el presidente francés Emmanuel "Macron ha vuelto a pedir otro año para meter decretazos y quitarnos ya el cien por cien de nuestros derechos y libertades".

El Feroz de Honor a Victoria Abril reconoce una trayectoria que comprende casi un centenar de películas y una veintena de series de televisión y que comenzó muy joven, con apenas 15 años, junto a Sean Connery y Audrey Hepburn en "Robin y Marian".

Suma en total nueve nominaciones a los Goya y logró la estatuilla como mejor actriz protagonista con "Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto" (1995), de Agustín Díaz Yanes, que asimismo le valió la Concha de Plata del Festival de San Sebastián.

También Borau, Berlanga, Chávarri, Camus, Gutiérrez Aragón o Armiñan la eligieron para sus películas, pero sobre todo dos directores, Vicente Aranda, con quien rodó doce títulos, y Pedro Almodóvar, han sido decisivos en su carrera.