EFEMadrid

El director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, se ha mostrado hoy muy preocupado por el "retraso" que hay en los actos de conmemoración del IV centenario de la muerte de Cervantes y ha considerado que el hecho tiene entidad "más que suficiente" para que hubiera un "auténtico homenaje de Estado".

En declaraciones a Efe, Villanueva, que ha recordado que la RAE está desarrollando un programa de conmemoración que comenzó el año pasado, ha dicho que "no vale con acciones puntales por parte de entidades voluntariosas" y ha expresado su preocupación porque, por falta de previsión, España quede rezagada respecto a los actos previstos en el Reino Unido sobre Shakespeare.

Para el responsable de la RAE, los actos deben constituir "un homenaje de Estado en donde tiene que volcarse el aparato educativo y cultural del propio Estado" para conmemorar a una figura "que nos representa en el mundo entero".

El director de la RAE ha apostado por aprovechar la coincidencia del centenario de Cervantes con el de la muerte de Shakespeare, algo que "debería servir para que nos situáramos a la altura y reforzáramos la consideración universal que existe sobre que se trata de los dos escritores más importantes de la literatura europea".

Según Villanueva, incluso desde el mundo anglosajón, "muy reacio al reconocimiento de los valores de otras culturas", se está admitiendo "la importancia extraordinaria que Cervantes ha tenido en el mundo de la narrativa", equiparando a ambas figuras.

"Todo esto nos ofrecía una posibilidad magnífica, pero lo que me temo es que puede sucedernos exactamente lo contrario: que por falta de esa previsión y de ese impulso de Estado para el centenario cervantino nos quedemos rezagados totalmente frente a lo que el Reino Unido ha empezado a hacer con Shakespeare", ha recalcado el director de la RAE.

Respecto a si ha podido influir el momento político en estas circunstancias, Villanueva ha argumentado que la fecha de la muerte de Cervantes "hace 400 años que se conoce" y que el calendario político "también es previsible".

"No veo por qué una cosa tiene que interferir en otra, porque yo hablo de un escritor que tiene que significar un elemento de unidad y de orgullo para todos los que hablamos español y para sus compatriotas. Cervantes es patrimonio de todos nosotros y está por encima de cualquier diferencia y de cualquier coyuntura política".