EFEBarcelona

El maestro Zubin Mehta ha asegurado que "sueña" con que la Orquesta Filarmónica de Israel, a la que dirige desde 1969 y con la que hará el concierto inaugural del ciclo BCN Clàssics el miércoles 18 de septiembre en el Auditori de Barcelona, cuente algún día con músicos palestinos.

En la rueda de prensa de presentación del concierto, que forma parte de su gira de despedida al frente de la orquesta israelí, Mehta ha explicado que, a pesar de haber dirigido a tres generaciones de músicos de la orquesta israelí, nunca ha habido un palestino y ha admitido que es un "sueño" que confía que pronto sea realidad.

El director ha explicado que la pieza que interpretará mañana, la Sinfonia núm. 3 en Re menor de Gustav Mahler y, en especial el sexto movimiento, es "una de las piezas más bonitas" que ha dirigido.

"Cada vez que la escucho, especialmente cuando la interpreta la Filarmónica de Israel, me emociono", ha admitido Mehta, que ha opinado que Maler "vació su corazón" en la elaboración de esta obra.

Mehta ha abordado distintos temas de actualidad política, social y cultural y ha destacado la aparición y calidad de grandes mujeres directoras de orquesta que están dirigiendo "con mucho éxito" en todo el mundo.

Preguntado por las acusaciones a Plácido Domingo por acoso sexual que varias artistas han denunciado las últimas semanas, Mehta ha señalado que se le "rompe el corazón" y ha explicado que es un "gran amigo" y que "ningún cantante en el mundo ha logrado lo que él ha logrado".

Para su concierto en el Auditori, Mehta contará con la participación del Cor de Noies y el Cor Infantil del Orfeó Català, así como la mezzosoprano Gerhild Romberger.

Tras el concierto en Barcelona, el director actuará el próximo jueves en Madrid y culminará su gira de despedida al frente de la orquesta israelí con un festival en Israel.

El director indio ha recordado su largo vínculo con España, donde dirigió por primera vez hace 40 años en Granada y a partir de entonces ha dirigido más de un centenar de conciertos, a los que, según Mehta, casi siempre ha asistido la reina Sofía.

Asimismo, ha rememorado su paso como director del Palacio de las Artes de Valencia y la orquesta "de primer nivel mundial" que lograron.

El director también ha repasado cuestiones de actualidad política y ha criticado a la India por la situación en Cachemira, donde el gobierno ha revocado la autonomía de esta región cercana a Pakistán, lo que ha calificado de "escándalo" antes de subrayar que "lo que está sucediendo allí es totalmente inaceptable".

"Hablamos casi la misma lengua, comemos casi lo mismo, el capitán de la selección de críquet -una cosa santa allí- era musulmán, estamos horrorizados con lo que está haciendo el Gobierno en Cachemira", ha denunciado Mehta, que ha alertado de una "explosión" en la zona si no se arregla este conflicto.

Sobre la situación en Israel, el director también se ha mostrado contrario a la gestión del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y ha confiado en que pronto podrán haber músicos palestinos en la Orquesta Filarmónica de Israel, pues ya hay un grupo estudiantes en la universidad que reciben clases por parte de músicos de la orquesta.

A pesar de su despedida de Mehta al frente de la orquesta israelí, el director ha asegurado que se encuentra "perfecto" de salud, tras sufrir un cáncer que le apartó de los escenarios durante un tiempo, y ha señalado que ya tiene el calendario lleno hasta el año 2022, dirigiendo otras orquestas como la de Viena o la de Berlín.

Precisamente con la orquesta de Viena el director indio volverá a Barcelona el 25 de abril de 2020 para cerrar la temporada de BCN Clàssics.