EFEBerlín

Un salto de 2,00 metros convirtió a la rusa Maria Lasitskene en nueva campeona de Europa de altura después de tres títulos consecutivos de la española Ruth Beitia, que se retiró el año pasado con rango de campeona olímpica.

Europa buscaba sucesora para Ruth Beitia en una final de nivel mundial, ya que las mejores proceden del Viejo Continente.

Beitia, jefa del equipo español en Berlín, asistió a la coronación de su sucesora, que salió del duelo entre Lasitskene y la búlgara Mirela Demireva, subcampeona olímpica, que con 2,00 arrebató la plata a la alemana Marie-Laurence Jungfleish (1,96), bronce.

Lasitskene sufrió el 13 de julio pasado en Rabat su primera derrota en dos años. Después de 45 triunfos consecutivos, hubo de inclinarse precisamente ante Demireva, que saltó 1,94 aquél día.

Solo dos semanas antes, Lasitskene había saltado 2,04 metros en París, mejor marca mundial del año, que repitió el 22 de julio en Londres.

La última vez que la rusa había perdido una competición fue el 23 de junio de 2016, cuando su compatriota Anna Chicherova la derrotó en Cheboksary (Rusia).

Desde entonces había encadenado 46 triunfos seguidos, entre ellos los cosechados en el Mundial al aire libre de Londres en 2017 y en el Mundial en sala de Birmingham (Inglaterra), este mismo año.

Durante este período, Lasitskene vio frustradas sus esperanzas de participar en los Juegos Olímpicos de Río por la sanción impuesta a la federación rusa de atletismo.