EFESao Paulo

La primera sorpresa de la Copa Libertadores de 2019 se dio este miércoles en el estadio Morumbí, donde el Talleres de Córdoba argentino empató 0-0 ante un dócil Sao Paulo y se clasificó a la tercera fase, instancia en la que se medirá al Palestino chileno.

El conjunto cordobés, que en el partido de ida consiguió una sorprendente victoria por 2-0, aguantó sin demasiado sufrimiento ante el equipo brasileño, irreconocible y pitado en algunos momentos por su propia afición.