EFEHouston (EE.UU.)

Ambiente completo de playoffs el que se vivió esta noche en el Toyota Center de Houston con el duelo que protagonizaron el escolta James Harden y el alero Kawhi Leonard al enfrentarse sus respectivos equipos de los Rockets y los Clippers de los Ängeles.

Ninguno de los dos jugadores defraudaron en el apartado individual ni tampoco lo hicieron sus equipos, e incluso los árbitros también fueron protagonistas en el encuentro que, al final, dejó un marcador favorable a los Rockets por 102-93 y la expulsión del entrenador de los Clippers, Doc Rivers, en la recta final del partido.

Harden anotó 47 puntos con siete asistencias y seis rebotes que ayudaron a los Rockets (8-3) a sobrevivir ante unos Clippers que solo cedieron a falta de tres minutos para el final del partido después de haber remontada una desventaja de 17 tantos que tuvieron en la primera parte.

El base Russell Westbrook, que no tuvo su mejor inspiración encestadora en la primera parte, al final aportó 17 puntos, pero falló 14 de 20 tiros de campo, incluidos siete de ocho intentos de triples, con dos asistencias.

Los Rockets, que ganaron el quinto partido consecutivo, tenían una ventaja de dos puntos con dos minutos por jugarse cuando el exbase de Houston, Patrick Beverley, cometió una falta. Harden hizo ambos tiros libres antes de capturar un rebote defensivo y conseguir un triple demoledor para el parcial de 95-88, que sería decisivo.

Beverley recibió una falta técnica durante un tiempo de espera después de la jugada y Harden también logró los dos tiros libres.

Luego, Rivers recibió dos faltas técnicas y fue expulsado para deleite de su hijo Austin Rivers, base de los Rockets, que se rió y les indicó a los oficiales que sancionasen a su padre.

Doc Rivers pasó varios segundos más gritando a los árbitros antes de cruzar lentamente la cancha y llegar al vestuario.

Al concluir el partido los árbitros informaron que Rivers había demandado que tenía todavía dos tiempos muertos, pero le quedaba solo un tiempo muerto porque habían pedido revisar una jugada que no le correspondía.

"Se lo explicamos y le dimos opción a que se calmase y recuperase la compostura después de enfadarse por haber pedido el tiempo muerto, no lo hizo y por el contrario entró al campo e impidió que reanudásemos el partido, lo que costó la primera falta técnica, de la que dijo que 'no me importa' y se mantuvo en la pista por lo que recibió la segunda y fue expulsado", concluyó el árbitro principal del partido Tony Brothers.

Harden hizo ambos tiros libres antes de que el ala-pívot JaMychal Green hiciera un triple con los Clippers. Pero Harden le robó el balón a Leonard, y el veterano pívot Tyson Chandler, quien salió por el lesionado, el suizo Clint Capela, hizo un mate con 37 segundos para el final que pondría el parcial de 100-91 que sería el decisivo.

Capela aportó un doble-doble de 12 puntos y 20 rebotes antes de ir al vestuario con aproximadamente cuatro minutos y medio por jugarse tras recibir un golpe en la cara mientras luchaba por un balón bajo el aro de Houston.

El pívot suizo ha tenido al menos 20 rebotes en tres partidos consecutivos para convertirse en el primer jugador de los Rockets que lo consigue desde el legendario Moses Malone, en 1982.

Leonard, que jugó 41 minutos, lideró a los Clippers con 26 puntos, 12 rebotes -todos defensivos- y siete asistencias, pero anotó 10 de 24 tiros de campo, incluidos 3 de 9 triples, y admitió que el partido lo habían perdido en el primer cuarto cuando permitieron a los Rockets que anotasen 31 puntos.

"No puedes hacer eso, estar abajo 16 puntos desde el inicio del partido, ahí fue donde lo perdimos, no en la recta final", declaró Leonard. "Pero la derrota al igual que cada triunfo nos permite que cada día estemos más unidos como equipo".

Mientras que el escolta reserva Lou Williams acabó segundo máximo encestador con 20 puntos, pero sin que tuviese su mejor inspiración encestadora.

La buena noticia para los Clippers (7-4) fue la confirmación de que el alero Paul George, que antes del comienzo de la temporada tuvo que someterse a una operación de hombro, está a punto de regresar y podría hacer su debut en los próximos días.