EFEAtlanta (EE.UU.)

La vuelta del ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo con los Milwaukee Bucks se hizo sentir de inmediato al hacer una gran labor de equipo que les permitió ganar a domicilio con facilidad por 109-120 a los Hawks de Atlanta en el duelo de líderes de división de la Conferencia Este.

Antetokounmpo no estuvo espectacular, pero hizo una excelente labor de equipo al conseguir 15 puntos y formar parte de la lista de siete jugadores que tuvieron números de dos dígitos, incluidos tres reservas.

El dos veces ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) se perdió seis partidos por una molestia en la rodilla izquierda antes de recibir el alta que le permitió estar con el equipo en Atlanta, el mismo escenario donde brilló en el Juego de Estrellas que se disputó el pasado mes.

Antetokounmpo jugó 25 minutos y encestó 7 de 12 tiros de campo, capturó cinco rebotes, recuperó tres balones, dio dos asistencias y puso un tapón.

Sin embargo, a su vuelta a la competición se ha encontrado con un equipo más balanceado en el juego ofensivo que no le obligó a tener que ser desde el primer día la figura sobre la que recayese toda la responsabilidad del triunfo.

El base Jrue Holiday, que cada vez va a más en el rendimiento individual y de equipo, se encargó de ser el líder del ataque al conseguir 23 tantos, siete asistencias y cuatro rebotes.

Mientras que el pívot estadounidense cubano Brook López se erigió como el mejor en el juego interior al conseguir un doble-doble de 19 puntos y 12 rebotes.

El alero Khris Middleton también se hizo sentir dentro de la pintura y en la dirección del juego al acabar con 10 puntos, nueve rebotes y siete asistencias, que ayudaron a los Bucks a quedarse con la tercera victoria consecutiva.

Los Hawks intentaron meterse en el partido y se acercaron 105-113 con poco más de dos minutos por jugar, pero los Bucks sellaron la victoria con una secuencia en la que descolgaron tres rebotes ofensivos en fila, el último de ellos para un mate de Lopez.

El base Pat Connaughton, que aportó 14 puntos con ocho rebotes como sexto jugador de los Bucks, sentenció a los Hawks con un triple.

El escolta serbio Bogdan Bogdanovic, el que durante unas horas fue jugador de los Bucks, hasta que su traspaso con los Sacramento Kings no se pudo consumar, volvió a ser de nuevo el líder del ataque de los Hawks al aportar 28 puntos, incluidos seis triples.

El base Trae Young volvió de una ausencia de dos partidos por una lesión en la pantorrilla derecha, pero tuvo una noche complicada al concretar apenas tres de 17 tiros de campo.

El pívot suizo Clint Capela con un doble-doble de 16 puntos, 16 rebotes y dos tapones volvió a ser el mejor de los Hawks en el juego interior, pero tampoco pudo evitar la derrota,

Los Hawks perdieron apenas por sexta ocasión en 22 partidos desde que Nate McMillan asumió el puesto de entrenador interino.

Antetokounmpo sumó otro buen recuerdo del State Farm Arena, de Atlanta, donde lo eligieron MVP del Juego de Estrellas del pasado marzo al encestar sus 16 disparos para 35 puntos, la mejor marca de encestes sin fallar un solo tiro en la historia del clásico de media temporada.

Mientras que los Bucks (35-20), líderes destacados de la División Central, aumentaron su ventaja en el tercer lugar de la Conferencia Este a 6 juegos y medio sobre los Hawks, que son cuartos y líderes de la División Sureste con marca de 30-26, después de haber roto racha de tres triunfos consecutivos.